jae Tanaka
Que Kafka en la orilla es una puta obra maestra no creo que me o discuta nadie, así que no voy a perder el tiempo en decir lo increíblemente buen escritor que es Murakami. De lo que voy a hablar es del profundo analfabetismo del que se hace gala en el inframundo este de la literatura y que lleva a dividir entre textos de primera y textos de segunda. Y es que la narrativa de ese Murakami al que tanto intelectual adora no difiere demasiado de la de muchísimos otros autores que se quedan en ese limbo de la subliteratura que es el cómic, o en este caso, el manga. Si alguno de esos eruditos a la violeta se bajasen de su pedestal de ínfulas y se acercasen a la obra de Suehiro Maruo, Hayao Miyazaki o los relatos cortos de Rumiko Takahashi encontrarían algo muy parecido a lo que ofrece Murakami. Pero claro, ellos no son merecedores de optar al Nobel, porque hacen "dibujitos". Pues ale, ahí os quedáis con vuestra ignorancia. Que os aproveche.

3 Responses
  1. No te quito ni un ápice de razón en lo que dices, faltaría más. Y lo mejor del caso es que el tiempo, y sobre todo los cambios que está provocando la tecnología en la forma que tenemos de consumir los productos culturales, te la va a dar antes de lo que esos "eruditos a la violeta" imaginan. Los editores y críticos mercenarios, todos ellos auténticos dinosaurios, vejestorios mafiosos que se han creido los guardianes del bien y la belleza, están de mierda hasta el cuello, literalmente cagados, porque Internet se los está llevando por delante.

    Y, mira tú por donde, Internet es el territorio de todos aquellos que antes, la misma gentuza que ahora quiere sumarse al carro porque mola, nos despreciaba con ese cariñoso apelativo de "friki". Curiosamente ahora somos nosotros, consumidores de cultura, los que marcamos la pauta.

    Dinosaurios, meted la cabeza dentro de un agujero, porque el meteorito que os va a extinguir ha llegado ya. Que os jodan.


  2. ohma Says:

    La fama es un podio pequeño al que no siempre suben los mejores. Da rabía pero es la realidad.
    Coincido con Eduardo en que Internet ha revolucionado todo, y a muchos les ha hundido el negocio y a otros abierto.
    Saludos


  3. Anónimo Says:

    Bueno, yo si te discuto el que sea una obra maestra. Es más, yo diría que es una puta mierda. A menos que Sailor Moon nos parezca lo suficientemente brillante