jae Tanaka
Que un superhéroe, o supervillano, nunca se muere de verdad es algo sabido por el que haya leído cómics alguna vez con cierta regularidad. Así que... qué puede tener de interesante una saga centrada en la resurreción de todos esos fiambres que en un momento u otro sabemos que van a salir de la tumba, frescos como bolas de mozarella?
En "La noche más oscura" Geoff Jones consigue hacer interesante ese concepto a todas luces insustancial. Y, más aún, consigue que esos resucitados te hagan cagarte en los pantalones. Jean Loring acojona. De verdad. Y el resto de resucitados por los anillos negros. Por desgracia, no puedo decir lo mismo de Nekron, el supervillano de la historia, que no llega a tener la fuerza necesaria para encarnar esa amenaza que intenta representar. O tal vez no? He leído mucho a Geoff Jones, y no es de los que dan puntada sin hilo, como se suele decir. Creo que Nekron no es tan importante en realidad, ni siquiera los anillos negros. En realidad, son sólo una excusa para, por un lado, refundar el universo de los Linternas Verdes añadiendo 7 colores más al espectro, y de paso el universo DC al completo, y por otro, para mostrar con gran intensidad las relaciones entre personajes que Jones conoce a la perfección.
En definitiva, uno de esos tebeos que cierras con un total sentimiento de satisfacción, y del que sale totalmente renovado y reforzado el universo Lantern. Y un gran personaje: Sinestro.
Etiquetas: edit post