gema
Cuarto libro... continuamos con el viaje de Ayla y Jondalar, bueno más bien comenzamos con él ya que todo el libro comprende el viaje que ellos realizan desde la compañía de los Mamutoi hasta encontrar la caverna de los Zelandonii donde Jondalar se reencontrará con su gente. Ayla rompe de manera tajante su relación con el pobre Ranec para irse con el amor de su vida: Jondalar y acompañada de los caballos y de Lobo, emprenderá el viaje a través del rio de la Gran Madre; a través del rio se encontrarán con muchos riesgos que harán peligrar la vida de todos ellos. Conocerán a diversa gente, Lobo incluso llegará a matar a Attaroa cuando esta intenta asesinar a Ayla delante de los ojos de Jondalar, descubrirán que no todos "los Otros" son tan buenos como hasta ahora, descubrirán prejuicios que desde siempre han formado el comportamiento humano.
Un poco más de lo mismo, un libro incluso más largo que el anterior. Continúa la historia de amor entre Ayla y Jondalar, con escenas de sexo cada vez más elocuentes, numerosas descripciones, incursiones en nuevos clanes, presentación de nuevos personajes que duran un breve capítulo en la historia de los dos viajeros, repeticiones constantes de sucesos acaecidos en los libros anteriores.
Como el anterior, un libro de transición, preparatorio para el último...veremos que depara el quinto.