jae Tanaka


Después de haberme castigado los sentidos con la primera entrega de "Juego de Truños", perdón, "de Tronos", recalar en las laberínticas calles de Santuario, ciudad en la que transcurre "El Mundo de los Ladrones" es como leerse "Drácula" después de la Saga de Crepúsculo: una bendición, y también una constatación de que el género humano se precipita hacia el abismo. Que la fantasía de todo a cien de R.R. Martin tenga más éxito que obras como la de Sapkowski, Baker o Anderson es muestra más que suficiente de podredumbre intelectual, y eso es algo que ni siquiera Uatu puede permitirse observar de brazos cruzados.
Con respecto a "El Mundo de los Ladrones", decir que es un conjunto de relatos compilado y dirigido por Robert Asprin, del que por desgracia sólo han llegado traducidos al castellano dos de los más de doce libros ambientados en ese universo, del que hasta existe manual de rol. Arropado por grandísimos autores Asprin compone un mundo sólido, coherente, plagado de personajes que, aunque sólo ocupen un par de páginas se hacen su hueco en el corazón del lector. "El Mundo de los Ladrones" se lee de tirón, con ganas, por el placer de leer, sin necesidad de recurrir a cliffhangers ridículos ni a tramas rebuscadas: el simple hecho de establecer un impuesto abusivo en el barrio de las prostitutas se convierte en 30 o 40 páginas deliciosas llenas de costumbrismo, magia y narrativa sin doble fondo.
A pesar de estar escrito a muchas manos, todas ellas con estilo propio, no es para nada irregular: todos los autores saben lo que tiene que hacer y ponen su parte en la construcción de Santuario sin descompensar la estructura. Todos los personajes son creíbles, todos parecen estar viviendo en la ciudad, no apareciendo sólo porque lo requiere la trama. Santuario respira, y detrás de las fachadas hay viviendas, no estructuras de madera que sostengan una pared falsa.
En definitiva, fantasía de verdad.


jae Tanaka
Toca hablar de mi visita a este nuevo fenómeno mediático que es "Juego de Tronos". Gracias a la serie de HBO, hordas de advenedizos que sin haber tocado un libro de fantasía en su vida ahora devoran las novelas de Martin, han sacado de su ghetto, y para su desgracia, a un género que hasta ahora había estado reservado a las oscuras mazmorras de los frikis. Los de verdad, digo, no los que se han puesto de moda ahora. Porque para ser friki no basta con leer fantasía, no señor... te has tenido que llevar más de un balonazo por ello. Por eso, muestro aquí mi más ardiente desprecio a todos los que leen "Canción de Hielo y Fuego" sin haber visitado antes Faerûn, Nemedia o Melniboné. Orino sobre vuestras tumbas.
Zanjado el tema de las consideraciones personales, paso a la obra en sí. La llaman "novela río"... y tanto!!! Al haber leído la novela en formato digital ignoraba por completo el número de páginas totales del volumen, así que cuando me leí una página y en la siguiente ponía "fin" me quedé con el mismo cuerpo que cuando me terminé el capítulo anterior, no hay un cambio realmente drástico en la trama que represente un buen punto para hacer un punto y aparte. Después de tanto punto de giro, uno más no es suficiente para cerrar una primera novela. No me he quedado con más ganas de seguir leyendo que con cualquier otro capítulo.
Con respecto a los personajes, será que tengo un sentido del honor un poco rancio, pero poner de protagonistas a una panda de traidores y usurpadores no es que me haya hecho conectar con ellos. Además, una de los grandes reclamos de estas novelas es su supuestamente atractivo e innecesariamente numeroso elenco. La mayoría de los personajes portagonistas (los Stark, Los Tulli y los Lannister) me han parecido planos, arquetípicos ad nauseam previsibles y aburridos, a lo mejor en las siguientes novelas evolucionan, pero en esta primera... y no les faltan motivos para haber podido tomar decisiones diferentes a las evidentes. Así que, puestos a elegir, ni Stark, ni Tulli, ni Lannister... yo me quedo con Danerys Targaryen. No es que sea la leche, pero por lo menos tiene un punto de desarrollo desde un A típico a un B más que previsible que le falta al resto. La prosa de Martin tampoco es que ayude. Fácil y lineal, sin creatividad alguna, exceptuando las tediosas descripciones de las comidas y los coloridos atuendos de los caballeros (Go Go Power Rangers!!!).
Pero no todo es aborrecible en "Canción de Hielo y Fuego". Tiene un ritmo perfecto, impecable, magistral. "Juego de Tronos" no aporta nada a la literatura fantástica, pero es un manual de ritmo narrativo que no se debe pasar por alto... no obstante, ha sido HBO ("madre" de "Roma", "Band of Brothers", "The Wire"...) quién ha visto su potencial como serie. Y por eso mismo creo que esperaré a que se estrene la segunda temporada para retomar "Canción de Hielo y Fuego".

Y ahora, si me disculpan, me espera Robert E. Howard.

gema

MARAVILLOSO, así se podría describir este relato costumbrista de un pueblo del condado de Nueva York ambientado en la actualidad.
Increíble, Magnífico, bien contado, con personajes que te enamoran, en una localización en la que quisieras haber crecido y a la que te gustaría pertenecer.
Después de cinco fracasos a cada cual más estrepitoso...me encuentro con esta novela de la que me enamoré nada más verla, supe que me iba a gustar, como esos amores a primera vista o como ese vino que cuando lo hueles una vez sabes que lo vas a paladear...
Es maravillosa, altamente recomendable, con una atmósfera que te absorbe, con un monstruo que siempre está y que siempre estará, como todos los personajes que han formado parte de la historia de Templeton.
MAGNÍFICA...Sra. Groff...Gracias, gracias por devolverme la fe en la Literatura.
LEEDLA!!!
Eduardo Martínez

Llegan los calores estivales y va siendo momento de pensar en las lecturas que nos acompañarán en esas vacaciones que ya asoman a la vuelta de la esquina. Por ese motivo hoy tengo el enorme placer de recomendar uno de esos pequeños libros que hacen grande cualquier biblioteca. “Habladles de batallas, de reyes y elefantes”, del periodista y novelista francés Mathias Enard, narra las semanas que Miguel Ángel Buonarotti pasó en Estambul, invitado por el sultán Beyazid II para diseñar un puente que cruzara las aguas del Bósforo. No, no es una novela histórica al uso, ni unas falas memorias, aunque en ocasiones pueda parecerlo, puesto que amén de un estilo literario envidiable Enard hace un alarde de conocimientos y documentación del periodo sencillamente apabullante. “Habladles de batallas, de reyes y elefantes” es una hermosa y en apariencia sencilla obra de arte, una pieza magistral de orfebrería literaria que versa sobre el sublime genio de Miguel Ángel, sobre el contraste entre oriente y occidente, sobre ese periodo fascinante que fue el Renacimiento. Pero, sobre todo, habla del amor. No puedo dejar de recomendarles a ustedes, amables lectores de Billetes de ida y vuelta, la lectura de esta maravilla. No se arrepentirán. Y quiero cerrar estas líneas tomando prestada la cita de Rudyard Kipling en la que el propio Mathias Enard se basa para crear esta magnífica novela:


Ya que son niños, habladles de batallas y de reyes, de caballos, de diablos, de elefantes y de ángeles, pero no dejéis de hablarles de amor y de cosas semejantes...
jae Tanaka
"El ocupante" bebe sin tapujos de Lovecraft, Poe y Charlotte Perkins Gilman. Y se pone a su altura!!! El ocupante" se mueve durante sus casi 600 páginas entre las rígidas estructuras sociales de una nobleza caduca, el más clásico cuento de fantasmas y las turbulentas aguas de las enfermedades mentales. Sarah Waters demuestra ser competente en los tres campos, haciendo igual de amenas las tres temáticas: el culebrón social a lo Brönte es deliciosamente superficial, los momentos sobrenaturales ponen los pelos de punta (a ver quien es el guapo de mirar por el ojo de una cerradura después de leer esta novela sin que se le pongan los huevos de corbata) y los retratos de los personajes tienen esa maravilloso inocencia de la psicología primeriza.
A nivel narrativo es impecable: cada frase orientada a la ambientacion se vuelve imprescindible, cada detalle velado a los terrores de la casa son estremecedores, cada secuencia de terror es espeluznante...
Los personajes se mueven dentro de los arquetipos góticos: heroína arrolladora, madre anciana y encantadora, narrador que acaba convertido en espectador pasivo del horror...
Sólo (seguiré escribiendo esta palabra con acento, RAE!!!!) le hecho en cara un final un poco acelerado y que no me termina de cuadrar con el desarrollo de la novela, y la metedura de pata de un traductor que en un momento de "gloria" pone la palabra "okupa" en boca de un médico rural de los años 40.
jae Tanaka
Que un superhéroe, o supervillano, nunca se muere de verdad es algo sabido por el que haya leído cómics alguna vez con cierta regularidad. Así que... qué puede tener de interesante una saga centrada en la resurreción de todos esos fiambres que en un momento u otro sabemos que van a salir de la tumba, frescos como bolas de mozarella?
En "La noche más oscura" Geoff Jones consigue hacer interesante ese concepto a todas luces insustancial. Y, más aún, consigue que esos resucitados te hagan cagarte en los pantalones. Jean Loring acojona. De verdad. Y el resto de resucitados por los anillos negros. Por desgracia, no puedo decir lo mismo de Nekron, el supervillano de la historia, que no llega a tener la fuerza necesaria para encarnar esa amenaza que intenta representar. O tal vez no? He leído mucho a Geoff Jones, y no es de los que dan puntada sin hilo, como se suele decir. Creo que Nekron no es tan importante en realidad, ni siquiera los anillos negros. En realidad, son sólo una excusa para, por un lado, refundar el universo de los Linternas Verdes añadiendo 7 colores más al espectro, y de paso el universo DC al completo, y por otro, para mostrar con gran intensidad las relaciones entre personajes que Jones conoce a la perfección.
En definitiva, uno de esos tebeos que cierras con un total sentimiento de satisfacción, y del que sale totalmente renovado y reforzado el universo Lantern. Y un gran personaje: Sinestro.
Etiquetas: 0 comentarios | edit post
gema
Una familia burguesa de París construida sobre un montón de mentiras; una madre frígida y estricta; un padrastro procedente de una familia humilde, con una amante y deseoso de un hijo varón; una hermana triunfadora en la falsedad y otra hermana que va creciendo y conociéndose a si misma a partir del abandono de su marido...un marido pusilánime que morirá mientras le miran los ojos amarillos de los cocodrilos a los que cría.
Decepcionante, esa es la palabra que mejor define para mí a esta novela. En la faja que acompaña al libro aparece la cita "la novela que no deja indiferente a nadie"...Error, conmigo se han equivocado, no he llegado a creerme nada de lo que dice el libro, porque situaciones de estas ya las he leído en miles de novelas, las mujeres no se convierten en cisnes porque un marido absorbente las abandone, ahora mismo...las mujeres fuertes como la que pretende ser la protagonista, no permiten que un imbécil arruine su vida si no las hace felices desde el primer momento.
¿Qué me está usted contando Katherine?...no me creo su historia, la vida no es blanca y negra, la vida es gris, con tonos azules, rosas, morados, naranjas, marrones...y toda la gama de colores imaginable..., la gente de la alta sociedad que usted describe no es como aquella que nos contaban los autores de obras de principios de siglo XX o de finales del XIX...¿la literatura francesa se ha quedado en esa época???
Los personajes son todos planos, excepto dos: la protagonista y su hija...y ambas van a desembocar en la bondad y en la supremacía femenina llevada al extremo, como si la sociedad estuviera fundamentada en mujeres...sólo en mujeres.
Si queréis leéroslo para estar al día de la literatura actual...hacedlo, pero no esperéis una recomendación mía de este libro...desde luego no voy a perder el tiempo con EL VALS LENTO DE LAS TORTUGAS.
Eso si, una critica buena...Enhorabuena al diseñador de la portada.
gema
¿Quién no se ha preocupado de la infancia y juventud del personaje más importante de occidente?, ¿quién sabe lo que vivió Cristo desde su regreso de Egipto hasta que comenzó a predicar con 30 años?, ¿Quién puede aclararnos esta importante etapa del hombre que ha marcado el tiempo occidental?...Sólo Christopher Moore nos lo puede contar, a través del mejor amigo de Joshua: Levi alias Colleja nos contará en un evangelio más que apócrifo, yo diría que a veces irreverente; la niñez, adolescencia y juventud del líder religioso más influyente de todos los tiempos.
Con su humor delirante, satírico, irreverente, irónico, ridículo y tremendamente histriónico, Christopher Moore nos cuenta las andanzas, aventuras y desventuras de estos dos amigos hasta que Cristo comenzó a predicar.
Sinceramente, no soy nada parcial con Christopher Moore, es lo mejor para comenzar el día con buen humor, ya sabes que no puedes tener vergüenza si lo lees en el metro, una carcajada seguro que hace que todo el vagón te mire, pero tu tranquilo, estás divirtiéndote con un libro, algo que ahora mismo nos viene muy bien a todos.
Para una diversión asegurada...cualquiera de los libros de este autor...te lo aseguro, lo disfrutarás!!
gema
Quinta novela de LOS HIJOS DE LA TIERRA.


Ayla y Jondalar acabaron el libro anterior: LAS LLANURAS DEL TRÁNSITO llegando finalmente a la novena caverna Zelandonii, donde vive la familia de Jondalar: su madre Marthona, su hermano Joharran, Willamar el compañero de su madre y otros muchos más con los que tendrá que convivir la pareja protagonista. Ayla y Whinney llegan ambas embarazadas a su nuevo refugio, una noticia que no dejará indiferente a nadie en ninguno de los casos, Ayla será afortunada al emparejarse bendecida por la madre con Jondalar en la reunión estival de todas las cavernas zelandonii y Whinney al ser la primera yegua en dar a luz en público. Como siempre salen a relucir los miedos hacia los "cabezas chatas" y el rechazo a los mismos por haber criado a Ayla. La protagonista conocerá a Marona, el primer amor de Jondalar que ahora es la Primera dentro del mundo de los espíritus.
Finalmente Ayla y Jondalar conseguirán emparejarse y Ayla dará a luz a Jonayla, la hija de ambos.
Más aventuras, más romance, más narraciones ideadas de la convivencia de los hombres en la prehistoria, Auel crea un mundo prehistórico a través de los restos que hasta ahora hemos encontrado en las principales cuevas del sur de Francia, donde se ha situado la acción de esta última novela. Comentan que la próxima, que sale a la venta este 29 de Marzo, se desarrollará en España...veremos.
Espero con impaciencia las nuevas aventuras de los tres, hasta ahora solo habían sido dos, protagonistas de esta saga prehistórica.
gema
En cualquier lugar del mundo se esconden cadáveres bajo la alfombra...y más en un pueblo pequeño del sur de EEUU durante los años previos a la segunda guerra mundial. Cuando Constance tiene que volver al pueblo que la vio nacer después de su estancia en Nueva York junto a su hija y una terrible mentira a sus espaldas.
En el pueblo de Peyton Place todo pasa de manera circular, todos los años estalla el veranillo de San Martín, y todos los años hay nuevos chismes, nuevas habladurías y nuevas cosas que criticar, aunque algunas sean las mismas de siempre. Es un pueblo con claras diferencias entre clases sociales: los ricos viven en la zona rica y los pobres en los barracones; allí vive Selena junto con su madre, su padrastro y su hermano Joey. Selena es una joven belleza sureña que con 14 años ya es tan bella que hace girar a los hombres a su paso, pero eso y su padrastro Lucas harán de ella un infierno que desembocará en uno de los mayores escándalos de Peyton Place.
Selena y Allison, la hija de Constance, son amigas en la prepubertad, la una es la belleza racial, la otra es la inteligencia y el engaño. Ambas desarrollarán su vida en el pueblo de Peyton Place con sus decisiones y con todo aquello que las rodea. Para finalmente acabar cada una con su destino: uno impuesto y otro decidido.
El primer culebrón escrito del que se tiene constancia, no es la mejor novela ni la peor...pero es original en su formación y en su composición. Te va atrapando poco a poco, como a una de esas cotillas que están mirando por detrás de los visillos de su ventana sin respirar apenas para no ser descubiertas. No es una gran novela, es una novela más.
Si te gustan los culebrones y las novelas de intrigas intimas en pueblos típicos...no lo dudes, este es tu libro.
jae Tanaka
Es necesario que Ignatius J. Reilly exista, para que podamos odiarlo.
Esa frase no es mía, sino de mi señora. Todos los méritos para ella. Pero es verdad, si Ignatius no existiese, tendríamos que crearlo.
La conjura de los necios es, sin duda, una de las mejores cosas que se han escrito nunca, o mejor dicho, Ignatius J. Reilly es uno de los mejores personajes creados jamás, está tan terriblemente bien construído que se puede considerar un "bazinga!" directo a todos los que alguna vez hemos intentado escribir, y también a todos los que alguna vez han conseguido publicar algo, Premios Nobel, Planeta, Nébula y cualquier otro premio literario de cualquier galaxia.
Hablar de La Conjura de los Necios es hablar de Ignatius, y en los pocos capítulos en los que está ausente estás deseando que vuelva a aparecer. Es tan odiosamente repugante que necesitas saber más de el. Es adictivo. Es como Justin Bieber, pero en gordo: por mucho que te repugne, no puedes apartar la mirada. Es fatuo, pedante, maleducado, es un imbécil de manual, un capullo al que abofetearías hasta que se te quedasen las manos dormidas. Su comportamiento ante cualquier situación es siempre el incorrecto, el exagerado, es antisocial y molesto, y... me siento profundamente cercano a él en su misantropía congénita.
Adoro a Ignatius tanto como le odio, y la única pega que le puedo poner a esta novela es que se acaba.

gema
Cuarto libro... continuamos con el viaje de Ayla y Jondalar, bueno más bien comenzamos con él ya que todo el libro comprende el viaje que ellos realizan desde la compañía de los Mamutoi hasta encontrar la caverna de los Zelandonii donde Jondalar se reencontrará con su gente. Ayla rompe de manera tajante su relación con el pobre Ranec para irse con el amor de su vida: Jondalar y acompañada de los caballos y de Lobo, emprenderá el viaje a través del rio de la Gran Madre; a través del rio se encontrarán con muchos riesgos que harán peligrar la vida de todos ellos. Conocerán a diversa gente, Lobo incluso llegará a matar a Attaroa cuando esta intenta asesinar a Ayla delante de los ojos de Jondalar, descubrirán que no todos "los Otros" son tan buenos como hasta ahora, descubrirán prejuicios que desde siempre han formado el comportamiento humano.
Un poco más de lo mismo, un libro incluso más largo que el anterior. Continúa la historia de amor entre Ayla y Jondalar, con escenas de sexo cada vez más elocuentes, numerosas descripciones, incursiones en nuevos clanes, presentación de nuevos personajes que duran un breve capítulo en la historia de los dos viajeros, repeticiones constantes de sucesos acaecidos en los libros anteriores.
Como el anterior, un libro de transición, preparatorio para el último...veremos que depara el quinto.
Eduardo Martínez

Habitualmente en mi bitácora particular voy colgando, a modo de recordatorio de lectura, las portadas y títulos del libro que me tiene enfrascado en cada momento. Con el libro del que me voy a ocupar no he tenido tiempo, puesto que me enganchó un viernes por la noche y no pude soltarlo hasta que pasé su última página tan solo 24 horas después. Y es que, en ocasiones, al igual que en el amor con los libros también hay flechazos. Y así ha sido con este pequeño gran libro, esta magnífica novela, “El Bolígrafo de gel verde”.

Antes de hablar de la novela en sí merece la pena hablar un poco de la forma, totalmente atípica, por la que ha llegado a todas las librerías de España. Eloy Moreno, el padre de la criatura, no se conformó solo con poner en negro sobre blanco la historia que la sustenta. Y no solo se pagó de su bolsillo, que ya es mucho, su primera edición, autoedición. Con una confianza encomiable, y un grado de sacrificio sobrehumano, se encargó de enseñarla a libreros, de pasar largas horas en la puerta de las librerías dando mil y una razones para leer su novela. Luchó con uñas y dientes como solo puede hacer un padre por amor a su hijo. Y el premio no fue “solo” el vender más de mil ejemplares a través de internet (que tratándose de una autoedición es un fenómeno digno de estudio), sino que logró que una de las grandes, Espasa (parte fundamental del grupo editor más fuerte del país, el Grupo Planeta) le fichase para que hijo llegase a todas las librerías de España.

¿Realmente “El bolígrafo de gel verde” se merece ese gran salto? La respuesta es un grandísimo y contundente sí. Porque esta novela, escrita a modo de diario, es una novela que habla de mi. Habla de ti, de cualquiera de nosotros. Es un relato descorazonador y a un tiempo esperanzador del tiempo que nos ha tocado vivir, de cómo vivimos nuestras cortas vidas, de cómo nuestros pocos años de vida los reducimos a espacios y tiempos miserables. Es una muestra genial de cómo la en apariencia anodina vida de un hombre gris puede convertirse en una novela apasionante. Reconozco que en ocasiones me produjo una desazón tremenda el descubrir como Eloy Moreno se ha metido de lleno en mi vida a través de la vida de un personaje anónimo. No revelaré nada de la trama, puesto que como bien se encarga Eloy Moreno de decir, si quieres saber de qué trata solo tienes que leerla. Y de verdad, de todo corazón, esta novela merece ser leída. Que digo merece, tiene que ser leída. No deje pasar usted la oportunidad, querido visitante de Billetes de ida y vuelta, de descubrir un libro de los que nos recuerda lo hermoso que es leer.
gema
Tercera parte de LOS HIJOS DE LA TIERRA, en él, un libro demasiado largo para mi gusto, Ayla y Jondalar, acompañados por Whinney y Corredor conocen al clan de los Mamutoi, un grupo de Homo Sapiens con los que convivirán durante largo tiempo después de abandonar el Valle en el que se conocen los dos protagonistas. Ayla comenzará a conocer lo que es la convivencia en sociedad, reconocerá los problemas que conlleva la coexistencia de varios miembros de una misma familia dentro del mismo techo, será adoptada por Mamut, un Mog-ur que conoció a Iza su madre Neanderthal, acogerá a Lobo un nuevo miembro de la manada animal que acompaña a Ayla, conocerá y amará a Rydag, otro niño de "espíritus mezclados" entre Sapiens y Neanderthal que marcará su destino...pero principalmente estará a punto de abandonar a Jondalar...
Un libro, como ya he dicho, demasiado largo para mi gusto, son más de 500 páginas llenas de datos, nombres, escenas de caza, escenas de recolección, "luchas entre clanes", muestra de recelos y de la intransigencia que marcará siempre la existencia humana.
Seguimos enmarcados dentro de un ámbito prehistórico, la historia tiene datos que hacen perderse dentro del "antropaleomundo" a cualquier persona que no esté habituada a ellos, la historia de Ayla incluso llega a hacerse repetitiva...a esta mujer le sale todo bien!!
Pero eso si, a pesar de ser largo, la historia sigue enganchando, Jean M. Auel sabe dar las dosis exactas de su medicina para atrapar al lector, ávido de conocer qué aventuras vivirán en su viaje tanto Ayla como Jondalar...una pega, el final es atropellado, no se puede hacer el desenlace de una historia en la última mitad de su último capítulo...o, a lo mejor es un truco de escritor???
gema
Lamentablemente toca empezar el año con una mala crítica, como sabéis estaba leyendo la trilogía de Los juegos del hambre; el primero muy bien, el segundo mal...el tercero muy mal.
Nunca, lo reconozco, he sido buena lectora de literatura juvenil, lo máximo a lo que he llegado a sido a Harry Potter y los dos últimos -para mi el cuarto y el quinto- me decepcionaron bastante. Me fastidia que dentro de un mundo fantástico en el que se comienzan narrando buenas historias, livianas, ágiles, divertidas, con un toque lúdico y rebelde; pues eso, que me fastidia que los autores de novelas juveniles comiencen a meter toques políticos, amorosos y más importantes de lo que cualquier lector normal de quince años desearía encontrarse. La literatura, tanto para adultos como para jovenes, es una huida de la realidad sin necesidad de meterse más en el pozo de miseria humano en el que convertimos la sociedad. ¿Por qué...por qué? No es necesario que me comiences a contar unos Juegos del hambre injustos en un mundo injusto, me vendas a unos personajes más o menos agradables: Katniss, Peeta, Cinna, Gale, Prim...e incluso Haymlich, para que luego lo fastidies todo repitiendo la misma historia en el segundo volumen y terminando de retorcerlo todo con tramas políticas, bélicas, intrigas palaciegas, etc...
No me ha interesado para nada la historia, es aburrida, las acciones inconexas de Katniss y de la revolución contra el presidente Snow van de un sitio a otro sin orden ni desorden..., si no quieres que Katniss sea el lider de la revolución....no la conviertas en su alma; es como si al Che Guevara lo hubieran hecho las fotos y no le hubieran dejado luchar...debajo de los baldosines del capitolio sigue sin haber arena de playa.
Un libro muy aburrido, sin orden ni estructura, con demasiados personajes importantes, muchísimos personajes secundarios y una muerte final, evidente...demasiado evidente. Los lectores juveniles no necesitan una nueva historia de amor en un ámbito futurista y con luchas políticas, dales acción, drama, diversión, amistad...todos los rasgos que enganchan en el primero.
Recomendación: Olvidaros de los dos últimos libros...quedaos solo con el primero, disfrutareis de una buena historia, contada con acción y sin más pretensiones que entretener...al fin y al cabo, ¿ese no es el propósito de la literatura?