gema
El mundo que conocemos ha terminado...tras el hambre llega una "bonanza" en la que cada distrito dispone de sus recursos y conocimientos para sobrevivir, pero una vez al año y para que a ningún ciudadano de los doce distritos que componen el país olvide el hambre y la miseria que han sufrido todos los hombres, se celebran los Juegos del Hambre.
Una vez al año se sortean los tributos de ambos sexos de cada uno de los doce distritos, en el distrito 12 son elegidos dos adolescentes: Peeta y Prim Averdeen; pero Katniss se presenta voluntaria para evitar la muerte segura de su hermana Prim. Desde ahí todo se desarrollará como un juego que entremezcla la violencia de un combate a muerte entre 24 adolescentes encerrados en ...el Coliseo Romano, y un gran hermano en el que todos los habitantes de los distritos tienen que observar la muerte de sus tributos, la pericia y la capacidad de supervivencia de otros, la malicia de algunos y la estrategia de otros.


El libro, primero de una saga que ya va por su tercera parte, está escrito en un mundo que entremezcla ciencia ficción, drama, novela con tonos amorosillos y por qué no decirlo...un seguro libro en el que tendrá una parte importante la política del Capitolio y los Avox que en él son obligados a trabajar...seguro que no tardaré en descubrirlo. No esperéis tramas filosóficas en el primer libro ni historias de amor imposibles, es solo un libro que engancha en la trama y en la acción desde el primer momento, su protagonista es admirable y adorable...Katniss, la chica de fuego prende en llamas en cada acción a todos los lectores que se atreven a acercarse a ella sin miedo a quemarse. Un libro refrescante en un mundo inquietante.
Altamente recomendable para estos momentos, con una gran prosa y una muy cuidada traducción y presentación del ejemplar. Disfrutadlo mientras escucháis a los sinsajos.
En breve...comentaré la segunda parte.
gema
A la estela de Stieg Larsson, "y lo que te rondaré morena", siguen saliendo como moscas colecciones de novela negra de autores nórdicos.
En este caso, el protagonista no es una mujer como Lisbeth, sino Carl, un policía que está pasando por una etapa de reencuentro consigo mismo tras un ataque durante una misión. Carl es un tipo extraño, huraño y poco competitivo, pero lo suficientemente buen policía como para que sus "compañeros" de trabajo le utilicen para un nuevo departamento en el que sólo va a estar él y se va a dedicar a casos abandonados en el fondo de un cajón ya que nadie ha sido capaz de solucionarlos.
El primer caso al que el departamento Q se tendrá que enfrentar es el de la desaparición de Merete Lynggaard, una promesa electoral en el 2002 que repentinamente desapareció. Mientras se va desarrollando la investigación por parte de Carl y de Hassan, vamos sufriendo el duro cautiverio al que se está viendo sometida esta joven...
Libro tremendamente cinematográfico, puedes ver las escenas según las describe el autor, con datos concisos y bien enmarcados dentro de la historia, ha construido una historia bien forjada con unos personajes muy bien formados. Quizá uno de los peros que le pueda poner es que los últimos capítulos están escritos con las descripciones menos concisas, lo que hace que de repente pierda toda la cinematografía que hasta entonces tenía.
Pero no dejaría de recomendarlo, su historia te atrapa desde un punto y no te suelta hasta el final, aunque si eres lector habitual de estas novelas de literatura negra escrita por nórdicos, no te va a ser difícil desentrañar al asesino.
gema
Segundo de los cinco números que componen la saga de Los hijos de la tierra de Jean M. Auel.
Ayla, después de haber sido expulsada del clan por Broud y ser maldecida y dada por muerta vaga por las tierras hasta que llega a un valle donde vive una colonia de caballos, ahí decide establecerse durante un tiempo hasta que continúe su camino para encontrar a los Otros, tal y como le pidió Iza. Mientras tanto Jondalar y su hermano Thonolan han emprendido su viaje, un viaje que les hará conocer nuevos pueblos y nuevas lenguas, y como no, vivir y sufrir nuevas experiencias que le harán crecer como homo sapiens. Jondalar es un hombre guapo de increibles ojos azules por el que todas las mujeres se sienten atraidas y con el que todas quieren tener los Placeres para honrar a la madre, Jondalar conociendo su atractivo se ha preocupado por conocer más las formas de dar placer a las mujeres y honrar a la donii.
Mientras tanto, Ayla comienza su vida en solitario, y adopta y desarrolla su gran amistad con los animales, adopta a Whinney, una yegua huerfana por culpa de la misma Ayla, y también a Bebe, un leon cavernario que le hará conocer a Jondalar.
Es, como he dicho, el segundo de los cinco títulos que componen esta colección. Para mi, el más flojo, en este libro Auel mete nuevos personajes que acompañarán a partir de este libro a Ayla en su viaje vital. Demasiada paja en la que describe datos sin importancia para el desarrollo de la historia, hay veces que el libro parece de encargo...Ayla cada vez se transforma más en la mujer perfecta que todas hubieramos querido ser.
Un libro de transición dentro de la saga.