gema
Mi padre fue a recogernos al cole, tanto a mi hermano como a mi nos extrañó ya que todos los adultos tenían cara seria. Había silencio en las calles que estaban medio vacias en ese día de finales de febrero. Mi hermano ya tenía 9 años y mi padre le dijo: han entrado en el congreso, él cambió la cara, yo con mis 6 años iba paseando por la calle, abrigada y sonriente, en la fria tarde de aquel febrero del 81, mi padre había ido a buscarme el cole, había salido antes de tiempo y iba a mi casa.
La lechería de mis padres estaba cerrada y las estanterías medio vacias, mi madre había escondido varias cajas de leche, magdalenas, huevos, yogures y pan.
En mi casa había un silencio estremecedor.
Mi madre y mi abuela se encontraban viendo la televisión, con los ojos desorbitados y asustadas, las manos de mi abuela estaban entrelazadas sobre su estomago y miraba asustada al Congreso. Mi madre miraba y se movía nerviosa: ¡Venga a merendar!, hoy no hay dibujos.
La televisión dejó de emitir imagenes y se empezó a oir el ruido de la radio, sé que estuvo funcionando toda la noche.
No recuerdo más, ese fue mi instante del 23 de Febrero de 1981.

Javier Cercas, escribe la Anatomía del instante que vivieron los protagonistas del golpe de estado que sufrió Adolfo Suarez en ese día. Para cualquier adicto a la historia y a sus historias es un libro imprescindible para disfrutar, entender y descubrir miles de instantes que acompañaron el instante solitario, vencido o vencedor y orgulloso de Adolfo Suarez, la persona que ayudó a realizar el paso del Franquismo a esto que ahora se denomina democracia.
No voy a entrar en cuestiones políticas, ni me gusta ni este es un espacio que lo merezca, solo diré que en el golpe de estado del 23F hubo demasiados malentendidos y demasiadas falsedades, los que lo vivieron lo sabrán.
Yo me quedo con mis recuerdos.
1 Response
  1. Anónimo Says:

    El 23-F fue un montaje para enaltecer y reforzar la figura del Rey. Todos sabían lo que iba a pasar y como se iba a resolver. Lo de la monarquía parlamentaria, que el rey reine pero no gobierne (faltaría más, éso era lo que quería Franco) es un camelo. No sirve para nada y encima todos los españoles pagando sus gastos y los de su extensa familia.

    Cercas no es un gran escritor para mi, por cierto.