Alfonso

Bonita historia apocalíptica que nos cuenta el viaje de un padre y un hijo por el curso de una carretera en un mundo anegado de ceniza y soledad. Escrito en pequeños párrafos llenos de intensidad, te pone en tensión en algún momento, te mantiene emocionado todo el rato e incluso hace que se te escape alguna lagrimilla :.( 
Pues eso, una crítica corta para una novela corta.
Alfonso
Que decir de Eduardo Mendoza....
... según mi teoría en la vida real debe estar realmente zumbado, porque si no, no me explico que pueda escribir de esa forma y desde el punto de vista de este "in-nombrado" personaje, mentalmente disfuncional, que le acompaña ya desde hace dos historias. Con esta tercera, que no había tenido el gustazo de leer aún, redondea la trilogía de una manera magistral.
Con el razonamiento simple y sub-real de su protagonista, al que por razones especulativas se le ha concedido el alta médica (junto al resto de los pacientes) en la institución psiquiátrica donde residía, nos conduce a través de la Barcelona actual por los derroteros del género negro con una maestría, un humor hilarante y un dominio del lenguaje espectacular (tanto el culto como el popular), hacía tiempo que un libro no me hacía consultar el diccionario tantas veces.

Altamente recomendable para todo aquel al que le apetezca pegarse un disfrute y unas risas. Especialmente amantes del sub-realismo y la novela negra. 

"...Lo único que puedo asegurar es que en ninguna ocasión, ni siquiera en los más críticos bretes, he visto, conforme suele contarse, pasar ante mí mi vida entera como si fuera una película, lo que siempre es un alivio, porque bastante malo es de por sí morirse para encima morirse viendo cine español."