Alfonso
Oh, aprovechemos la maravilla que es el debate como herramienta...

Criticar a Saramago como novelista y alagarle como escritor es quizá una paradoja digna del mismísimo Saramago.
He de decir que una de las cosas con las que más me hace disfrutar en la lectura de sus obras es precisamente su manera de escribir, me encanta que no sea esta una forma al uso, me gusta cuando alguien tiene algo que decir más allá de "las reglas más elementales de la novela" y conste que me refiero a la forma y no al contenido (a este lo visitaremos más adelante). El escribe de seguido, un sello que a cualquiera la puede parecer una extravagancia pero que, que le voy a hacer, a mí me encanta. Creo que esto imprime a sus obras (ni novelas ni escritos para no ofender a nadie) el ritmo y la frescura de lo que sale de dentro, de los pensamientos disparados directamente de la cabeza al papel (nunca olvidemos que antes y mejor que escritor o novelista es un gran pensador) sin los filtros de lo políticamente correcto ni la censura interna del que dirán o los tabús que como seres humanos nos ponemos al valorar lo que hemos hecho y tener la opción de corregirlo. Me gustaría conocer a algún escri-lista o nove-tor (quizá lo haya) capaz de atreverse a publicar el primer borrador de lo que escribe.
También y seguramente sea inevitable por su forma de escribir, siempre nos deleita a unos y aburre a otros con pensamientos (cuestión de gustos) pero a cambio, su manera de escribir los diálogos te mete (y creo que ha todos) dentro de la propia conversación sin los aburridos "...dijo él", "...respondió mirándole", "...añadió la mujer", que nos ubican en el orador. Creo que es de ley reconocerle la intensidad que su método proporciona a los diálogos y la maestría con la que se mueve en el.
Pero bueno, hasta aquí mi defensa de su método, de la que al más puro estilo Saramago, me permito sacar la "moraleja" de que al final lo que horroriza a una persona es precisamente la chispa que enciende la belleza para otra.

Sobre la novela en sí, me encanta ver que para bien o para mal es la obra más relevante a la que nos hemos enfrentado, esto la hace doblemente especial, porque podría ser un escrito que cumpliera "las reglas más elementales de la novela" o podría ser uno de los mejores thrillers que alguien se hubiera leído, o un best seller más de los que al final caen en nuestras manos y nos gustan porque están milimétricamente diseñados para ello, pero NO, positiva o negativamente nos llega y eso es por que hay alma puesta en el, lo amamos o lo odiamos pero no pasó sin pena ni gloria en ninguno de los casos (Saramago estaría orgulloso, seguro)

Respecto a la originalidad, es criticable siempre y cuando se use como estandarte que represente al producto, pero sinceramente no creo que sea el caso, la historia no solo no es original sino que está muy manida, no ya tanto el tema de la ceguera (me apunto la referencia dada por el espíritu de las navidades pasadas y prometo leérmela) si no por el tema de la pandemia, mil veces tratado.
Pero también hay que decir que los libros como todo en la vida (esta es otra moraleja a lo Saramago) hay que saber enfocarlos desde el punto correcto (o no, que a veces resulta más divertido). Cuando yo leí Ensayo sobre la ceguera, me pareció que Saramago usaba el "thriller pandémico" como excusa para criticar la pandemia mental en la que vive el mundo... a mi me llegó, pero claro son formas de verlo.
Un ejemplo de esto son vuestras reacciones (me encantan...) a Javier le molesta que la historia no sea como "perdidos...??" y Gema se queja de que no resuelvan las cosas, preciosa paradoja sobre los distintos enfoques a la hora de leer un mismo libro...

Lo que es una realidad es que recomendar a Saramago es delicado (he de andar con cuidado), pero me imagino que cuando alguien critica que no sea original en sus historias es porque no ha leído "Ensayo sobre la lucidez" (conste que no la recomiendo, que no quiero responsabilidades....) y respecto a que no tiene nada que contar, quizá es una expresión demasiado dura, la belleza es quizá una excusa más que razonable para crear algo, pese a que el contenido no trascienda... si no, Miyazaki nunca hubiera hecho "Mi vecino Totoro" ni hubiera nacido "Amelié"...

Confesaré que hace poco di un paseo con un Elefante desde Lisboa a Austria y no había nada en el destino, llegué y punto, pero eso no enturbió lo bonito de los paisajes, los momentos que viví ni los amigos que hice por el camino (ups, perdón otra vez estoy cayendo en la metáfora fácil....)
Conste que nunca recomendaría "El viaje del Elefante", dios me libre.....
11 Responses
  1. Denise Says:

    Soy fan del pobre nobel que no es novelista, no me parece un libro aburrido y estoy en desacuerdo con el 99% de las cosas que habéis dicho todos los que comentásteis el libro. PERO, me ha encantado la crítica mordaz, en seriooo :-D!!!!!


  2. gema Says:

    Lamento que tu recomendación haya caido en "saco roto" ya que ni a Javi ni a mi nos haya gustado. Pero ten en cuenta que de las buenas criticas salen las buenas discusiones.
    Saramago me parece un buen escritor de relato corto e insisto, no desarrolla una historia larga ya que ni da motivo en este caso ni lo resuelve con un final adecuado a la magnífica historia (insisto) que comienza a contar.
    En cuanto a la forma de escribir "de seguido"...disfruta con Cristo Versus Arrizona de otro nobel politico como Cela. Lo malo de escribir de esa manera, contando los pensamientos a bocajarro sin decir la acción que lo produce, es que rompe cualquier tipo de acción, a ver no se puede romper con un pensamiento filosófico una acción de tiros...seamos claros.
    Saramago se considera el autor más omnisciente de todos...si no, no se podría meter, sin movimiento de acción en los pensamientos, palabras y obras de sus protagonistas.
    En fin, que estoy muy ORGULLOSA de este experimento...y espero al próximo con impaciencia


  3. Qué gusto!!1 Ahora si que despega el blog y tiene sentido (auspiciado por una novela que no lo tiene!!)
    No nos vamos a convencer los unos a los otros, ni ganas, pero si que vamos a entender una misma obra desde puntos de vista diferente. Eso enriquece.
    Que no pare. Que pase lo mismo con la siguiente.
    Y reitero: gran argumento, autor equivocado. Es como dejar a Garci que ruede Pitch Black.


  4. Alfonso Says:

    JAJAJAJA, que bonita es la diversidad.
    De todas formas para seguir defendiendo las causas perdidas... ¿acaso un autor no puede ser omnisciente sobre los personajes que crea? ....


  5. gema Says:

    Por supuesto que debe ser un escritor omnisciente...es más, siempre lo será y quien diga lo contrario no tiene ni idea de escribir ni de leer...
    que categórico!!!!


  6. Estupendo cruce de opiniones, vive Dios. Para no alargarme mucho, que esto es un blog y no un foro de debate (que tampoco estaría mal abrir uno), reitero que Saramago es un magnífico escritor pero un pésimo novelista. Y esto no es algo paradójico ni mucho menos. Casos como el de Saramago los hay y los ha habido a mansalva. Escritores dotados de una prosa sublime, cercana a la perfección formal, pero incapaces de crear una novela como Dios manda. El desaparecido Paco Umbral, por poner un ejemplo, que como articulista ha sido un maestro de escritores, pero que no tiene ni una sola novela digna de ese nombre. Y eso en el caso de Umbral, con un ego tan enorme como fragil, debió de ser espantoso.
    Y Saramago, de escribir novelas, ni papa (y no estoy hablando de fabricar best-sellers al uso, sino de NOVELAS). Otra cosa es que tenga sus lectores, que con eso no me meto. Para gustos los colores.

    Y ya para terminar, respecto a los escri-listas o nove-tores de todo pelaje y de ayer y hoy que hayan publicado el primer borrador, ¿te valen Jack Kerouack, H.G. Wells, Rosa Montero, Jules Verne, Alejandro Gándara...? Toma grupo ecléctico pal pelo.

    Por último, en lo que si coincido plenamente con Alfonso, lo que si es Saramago, además de como ya he dicho un escritor magnífico, es un gran pensador.


  7. Denise Says:

    En serio, me parece genial, aplaudo el cruce de opiniones, porque además a los convencidos de la misma manera nos abre el ojo crítico (ya no me gusta Saramago... jijiji, no es verdad... pero mi señor esposo siempre ha dicho que Ensayo sobre la Ceguera es un libro de Stephen King disfrazado de pseudo intelectualidad; lo dice más matizado para que no me enfade) ;-)


  8. Luchete Says:

    Yo lo poco q heleído sobre Saramago me ha gustado,no mantengo crítica alguna...tampoco es q lo haya analizado en profundidad pero bueno,.,,me gusta lo q he leído sobre él sí.... y sí,las críticas son buenas....

    Un abrazo Gema!


  9. gema Says:

    Aviso a navegantes, especialmente a Luchete:

    MIRA QUIEN HA ESCRITO TODOS LOS POST!!!!

    Como podrás ver, somos 4 personas...REPITO ¡¡¡¡4 PERSONAS!!!!, con muy diferentes opiniones sobre un mismo libro

    Por favor, antes de otorgarme a mi el poder absoluto sobre este blog...infórmate y LEE!!!


  10. Joder Denise!!! Tu señor esposo ha acertado de lleno, si señor!!! La cosa es que si lo hubiese escrito Stephen King, me hubiera gustado más, y eso que terminé harto de que la mayoría de sus novelas acabaran con una araña gigante que se come a alguien o similar!! jejeje!!!
    Y a Luchete, por favor, los abrazos, dedicanoslos a todos, que estamos faltos de cariño ;)


  11. Anónimo Says:

    _Hola me llamo Germán, he leído Ensayo Sobre la Ceguera recientemente, y puedo decir que fueron dos semanas llenas de emociones (verdad que leo muy lento? apenas tengo tiempo libre!)y para mí es uno de los libros que más he disfrutado leyéndolo. Ahora me muero de ganas por volver a leer a Saramago!