jae Tanaka
Un adjetivo para describir el estilo de Saramago? Irritante. Pero claro, yo soy lector de cómic, que a estas alturas siguen sin estar considerados literatura, así que mi opinión no vale de mucho. Pero la diré, no obstante:

A qué entorpercer uno de los mejores thriller que me he encontrado con una inopinada sarta de reflexiones pseudofilosóficas y diálogos referenciales con el lector, que sólo consiguen sacarme de una de las mas grandes tramas de terror y suspense jamás contadas? Saramago empieza su obra con una intensidad digna de "Perdidos", "24" o "Watchmen", pero poco a poco va diluyendo su fuerza narrativa con intentos de erudito a la violeta de hacer parábolas (me da permiso para decir exégesis, señor Saramago? creo que pega más con la insufrible pedantería que aqueja la novela), de "te enseño pero no" la enseñanza moral detrás de todo, de zigzegueos cansinos por caminos que no llevan a NADA. Porque desde mi obtusa cultura de lector de cómic, esta novela no lleva a ningún sitio.

En definitiva, y para no cansar: un arranque magistral, una ejecución pedante hasta la arcada y un final... ah, pero eso es un final?
1 Response
  1. gema Says:

    coincido en todo contigo...una idea magnífica, unos parrafos soberbios pero un libro aburridisimo