gema
Uno de mis mitos más importantes es Clark Gable, la primera vez que le vi fue interpretando a Rhett Buttler en la maravillosa LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ, me encantaron su personalidad irónica, su forma de ser divertida, sus ganas de reírse de todo incluido si mismo, su "lucha" por las causas perdidas siempre y cuando se pueda obtener un beneficio.
Y todo esto Javi lo sabe, así que me regaló estas navidades una biografía de El rey del cine (que no Elvis): La corona del Rey de Joan Alapont.
Pero, el libro es malo..., está escrito como si un erudito cualquiera cogiera una vida de un triunfador y lo tiñera de metáforas, frases redundantes e inconexas, demasiados datos para una lector que sólo quiere conocer un poco más a uno de sus ídolos. Y ya no hablemos de la edición, ¿nadie le ha dicho al editor que un libro se revisa y se corrige después de estar escrito?.
En cuanto a la historia, es una biografía y por tanto tiene que tener muchos datos, pero ¿por qué no me deja meterme dentro del pellejo del biografiado?, ¿por qué se limita el autor a contar una cosa detrás de otra sin darme rasgos del carácter del biografiado?, ¿por qué, si parece que no le interesa, me cuenta la vida de uno de los ídolos del cine?
En fin, El Rey murió y yo me he enterado de parte de su vida. Gracias por el regalo, aunque sabes que nunca recomendaré este libro.
5 Responses
  1. Mea culpa mea culpa!! jajajaja!!!
    Buscaré otro que merezca la pena!! Prometido!


  2. Agata Says:

    El amor es el amor.El seguro que busca lo que a tí te gusta.No es responsable de que no te guste lo que te gusta ¿se me entiende?


  3. gema Says:

    ein?
    que dices Agata?
    uy madre, que espesa estoy hoy...no entiendo nada!!!


  4. Luchete Says:

    Q grandes recuerdos tengo yo de "lo que el viento se llevó"...buen post, sin duda...

    Un abrazo, q tengas buen finde!


  5. Luchete Says:

    Pasé por aquí y ví que no habías actulizado... así que nada.

    Me voy a comprar "Hapinness", que me han dicho que etsá mb, ya te contaré.

    Un abrazo y dulce semani!