gema
Una tarde dominical gélida de principios de invierno.
Una estufa caliente y un gato negro dormitando sobre ella.
Mi marido dibujando en la mesa del salón.
Una alfombra tupida caliente y un buen libro, un libro que devorar en poco más de 1 hora, pero que seguro volveré a leer.
Ayer, paseando por Madrid después de habernos comido nuestra primera docena de castañas asadas entramos en una librería de las que abundan actualmente y un libro me llamó después de haber dado un paseo por entre sus estantes.
84, Charing Cross Road de Helene Hanff.
Palabras mayores en la literatura.
Un buen amigo, Espíritu (son esas cosas que todos los buenos lectores de libros deberíamos compartir), me lo recomendó en este mismo blog hace ya unas cuantas entradas.
Un libro de LITERATURA, una recopilación de correspondencia entre una escritora pobre de Nueva York y los dependientes de una librería de segunda mano de Londres.
Ni ella llegó a tener el éxito en vida que se merecía ni ellos llegaron nunca a conocerla. En las cartas entre Helene y Frank, Nora, Cecily, Mary Boulton y todos los demás, hay vida, respiración, amor, hambre, pasión por los libros y amistad. Desde la risa extrema al leer alguno de sus párrafos en voz alta para disfrutar escuchándome de la buena literatura mientras leo algunos fragmentos a Javi, hasta el llanto que ha surgido como un estertor a la muerte de uno de los escritores de las misivas.
Helene Hanff, ¡Señora! usted se merece una placa en el sitio que antiguamente ocupó el espacio de esa librería que la hizo disfrutar de esos maravillosos libros de segunda mano que llenos de polvo, y con las marcas digitales de los fantasmas de sus antiguos dueños nos llevan a sus párrafos favoritos, a sus fragmentos más leídos. Yo, como usted, como muchos lectores de primera linea, como el Espíritu de las navidades pasadas que me recomendó este libro, disfrutamos con el tacto, con las escenas y con los olores y vidas que desprenden los libros que componen la buena literatura.
Me rindo ante su pasión lectora, me ha hecho llorar, reír y emocionarme.
Gracias, gracias, gracias por haberme regalado algo tan dulce, cálido y enternecedor. Como un bombón relleno de chocolate caliente se ha deshecho entre mis manos y me ha llegado al corazón.
GRACIAS, siempre es bueno encontrar una buena lectura de amantes de libros como usted. Aunque ya no exista la librería, cuando vaya a Londres la buscaré, y dejaré ...dejaremos, tanto Javi como yo...como usted pide...un beso en el 84 de Charing Cross Road.
gema
Ambientada en la Inglaterra victoriana, esa en la que las mujeres iban con corsé y los caballeros frecuentaban meriendas y gestionaban sus empresas.
Sugar, una joven de 19 años que trabaja en el burdel de su madre, quien vendió la virginidad de su hija cuando solo contaba 13 años, es la única prostituta de ese Londres de Jack el destripador y la reina Victoria, capaz de hacer cualquier cosa que el cliente solicite.
William y Henry Rackam, hermanos y enemigos, herederos de una de las empresas de perfumería con más futuro de la Gran Bretaña. Henry, un primogénito religioso y dado a los pobres y a todos aquellos que sufren; William, casado, universitario, disoluto y heredero por imposición, ya que Henry no quiere saber nada de los bienes materiales, padre y aficionado a las prostitutas.
Como bien se puede imaginar un lector más o menos avispado, William conoce a Sugar y se encapricha de ella, en su matrimonio nada funciona bien, desde que dio a luz su esposa Agnes, ha rechazado cualquier contacto con su hija Sophie, cada vez han sido más frecuentes sus accesos de locura y hasta el médico de la familia, el doctor Currel-padre de la mujer que ejerce de alma de Henry Rackam- le ha solicitado a William el ingreso de Agnes, un ángel llegado a la tierra, en un psiquiatrico. Ante esta situación de desastre filial y matrimonial, William decide "acoger" a Sugar, la hace su amante oficial y la instala en una inmensa casa de uno de los barrios de Londres. Ella, inteligente y perspicaz, utiliza sus armas femeninas para que William empiece a despuntar en la empresa y hacerse con el control de la misma.
Pero Agnes, la atrae, Agnes, un ángel católico al que los hombres malvados la hicieron renegar de su religión, un ángel que sueña con un hospital al que la llevan sus protectoras vestidas de blanco y camufladas en la piel de Sugar.
Hasta que Sugar no va a casa de su amante, como institutriz de Sophie, cualquier cosa puede pasar, pero en el momento en que William deja que su amante, consejera y asesora ponga un pie en su domicilio de Notting Hill, la vida de los cuatro dejará de tener sentido y se transformará en un remolino que los llevará al fondo de si mismos.
Novela sórdida como pocas, me ha costado más de tres meses acabarla. Pero con una lírica y un sentido poético que pocos autores son capaces de alcanzar.
Muy recomendable para los lectores sin escrúpulos.
jae Tanaka
Casi 500 páginas para limitarse a hacer una presentación de personajes puede parecer no ya excesivo, sino un timo digno de cualquier novela de las Dragonlance, pero en el caso de Bakker es, además de totalmente justificado, una delicia. Con una estructura semejante a la de una ficha de rol (cada personaje se asocia a la inteligencia, la fuerza, la belleza, la destreza...), Bakker apuntala un "reparto" épico pero cargado de realismo, sin hueco a concesiones, sin respeto a sus propios personajes, mostrándoles tal cual son y comportándose como les corresponde, aunque eso implique que en determinados momentos el lector se ponga inevitablemente en su contra.
Eso si, que el primer libro sea una planteamiento de personajes no significa que la trama sea pobre, ni la caracterización de universo en el que se mueven. De hecho, a veces me ha resultado demasiado compleja, pero se me dan fatal las tramas políticas, así que es cosa mía. El mundo es solido, realista, duro, oscuro, desgradable, sucio, salvaje, lujoso... una amalgama de elementos celtas y mesopotámicos (a mi parecer), que, sin ser totalmente original (Conan es un gran ejemplo de ello), se aleja del contexto medieval en el que suele moverse la fantasía. De momento (y digo de momento porque aún no se que papel van a jugar en las siguientes novelas) no veo muy bien la utilidad narrativa de los sranc y los nohombres, razas no humanas, puesto que con los hombres sobra para contar la historia. Tal vez responda a la necesidad que parecemos tener todos los frikis de meter orcos y elfos en nuestras historias.
La magia, por su parte, es una de las bazas más atravidas de la novela, oscura y misteriosa, y escasa, es sólida y creíble, y demuestra lo verdaderamente poderosa que es. Siempre me han gustado los mundos verosímiles en los que la magia es una cosa rara de ver, y terrible, y Bakker recrea este punto con maestría: palabras de poder prohibidas y extrañas (nunca reflejadas en la novela, solo citadas), nombres reverenciados y temidos (el Sriah, el terrible y vaporoso Consulto), doctrinas que suenan más a filosofías que a magia (Gnosis, Psûhke...).
En el cuanto al estilo, es evidente que a Bakker le gusta Frank Herbert, y mucho. No solo a nivel narrativo, si no tambien a la hora de dar nombres y cargos a sus personajes: el Saik Imperial, por ejemplo, suena a institución política de Arrakis.
En definitiva, un aporte valioso a la renovación de la fantasía, sólido, oscuro, creíble y adulto.
100% recomendado.
gema
Firmin, una rata que lee.

Es la excusa para presentar a la gran mayoria de los lectores del mundo, somos personas solitarias, ávidas de lecturas - tanto que hasta nos comeríamos los libros-, un pelin hurañas, imaginativas y sobre todo incomprendidas.
Por qué un ratón o una rata no pueden leer, por qué tanto asco hacia la gente diferente, ¿por qué?

Con un humor un tanto irónico y satírico, Sam Savage nos describe a una rata lectora, una rata que nace sobre los restos mordisqueados de una de las grandes obras del siglo XX, una de esas de las que todo el mundo habla y que casi nadie ha leido.

Firmin es una rata en un mundo que se destruye y se va desmoronando a su alrededor. Pero él, encuentra su sitio en la imaginación que desprenden todos los libros que tarde o temprano serán destruidos.

Una obra pesimista, una lectura increible.
gema
Mi padre fue a recogernos al cole, tanto a mi hermano como a mi nos extrañó ya que todos los adultos tenían cara seria. Había silencio en las calles que estaban medio vacias en ese día de finales de febrero. Mi hermano ya tenía 9 años y mi padre le dijo: han entrado en el congreso, él cambió la cara, yo con mis 6 años iba paseando por la calle, abrigada y sonriente, en la fria tarde de aquel febrero del 81, mi padre había ido a buscarme el cole, había salido antes de tiempo y iba a mi casa.
La lechería de mis padres estaba cerrada y las estanterías medio vacias, mi madre había escondido varias cajas de leche, magdalenas, huevos, yogures y pan.
En mi casa había un silencio estremecedor.
Mi madre y mi abuela se encontraban viendo la televisión, con los ojos desorbitados y asustadas, las manos de mi abuela estaban entrelazadas sobre su estomago y miraba asustada al Congreso. Mi madre miraba y se movía nerviosa: ¡Venga a merendar!, hoy no hay dibujos.
La televisión dejó de emitir imagenes y se empezó a oir el ruido de la radio, sé que estuvo funcionando toda la noche.
No recuerdo más, ese fue mi instante del 23 de Febrero de 1981.

Javier Cercas, escribe la Anatomía del instante que vivieron los protagonistas del golpe de estado que sufrió Adolfo Suarez en ese día. Para cualquier adicto a la historia y a sus historias es un libro imprescindible para disfrutar, entender y descubrir miles de instantes que acompañaron el instante solitario, vencido o vencedor y orgulloso de Adolfo Suarez, la persona que ayudó a realizar el paso del Franquismo a esto que ahora se denomina democracia.
No voy a entrar en cuestiones políticas, ni me gusta ni este es un espacio que lo merezca, solo diré que en el golpe de estado del 23F hubo demasiados malentendidos y demasiadas falsedades, los que lo vivieron lo sabrán.
Yo me quedo con mis recuerdos.
gema
Reconozco que estas vacaciones de verano he hecho el vago, ni siquiera he leido todo lo que debería, pero eso es algo que tiene remedio.

Mi primer libro del nuevo curso ha sido En el nombre del cerdo de Pablo Tusset, una novela de misterio mezclado con toques de psiquis y altamente social. Tiene un alto componente humorístico mezclado con grandes dosis de cinismo irónico.
Una mujer aparece asesinada y descuartizada, no sé si esta sería la palabra correcta, en un matadero de cerdos de un pequeño pueblo serrano, las partes que formaban el cuerpo de la mujer están diseccionadas, tampoco creo que esta sea la palabra correcta, como las de un cerdo, es más, algunas aparecen en una bandeja como las que puedes comprar en el super pero no meter en una bolsa de plástico ;)
En la boca tiene escrito EN EL NOMBRE DEL CERDO.
Desde la ciudad acude el comisario principal Pujol, un hombre a punto de jubilarse y de disfrutar de un merecido descanso junto a su mujer Mercedes, pero que a lo largo de la novela sufrirá una evolución/involución que comienza en el mismo viaje hacia el pueblecido del valle de Horlá, mientras en la radio se oye a Manu Chao. En Nueva York, T intenta comerse a bocados la gran manzana, pero una pelirroja irlandesa se mete en su camino, la violencia innata de P se lo come, se enamora de la ciudad y de sus sueños, recupera su psique y viaja con ella, y vuelve a España, para acabar en el pueblecito de Horlá donde se ha cometido el crimen.
La Psique juega un alto componente dentro del desenlace de la novela, el cinismo irónico del autor me encanta y sobre todo...me vuelve loca como escribe, hacía tiempo que no encontraba un libro escrito tan bien.
Gracias señor Tusset
Alfonso

Bonita historia apocalíptica que nos cuenta el viaje de un padre y un hijo por el curso de una carretera en un mundo anegado de ceniza y soledad. Escrito en pequeños párrafos llenos de intensidad, te pone en tensión en algún momento, te mantiene emocionado todo el rato e incluso hace que se te escape alguna lagrimilla :.( 
Pues eso, una crítica corta para una novela corta.
Alfonso
Que decir de Eduardo Mendoza....
... según mi teoría en la vida real debe estar realmente zumbado, porque si no, no me explico que pueda escribir de esa forma y desde el punto de vista de este "in-nombrado" personaje, mentalmente disfuncional, que le acompaña ya desde hace dos historias. Con esta tercera, que no había tenido el gustazo de leer aún, redondea la trilogía de una manera magistral.
Con el razonamiento simple y sub-real de su protagonista, al que por razones especulativas se le ha concedido el alta médica (junto al resto de los pacientes) en la institución psiquiátrica donde residía, nos conduce a través de la Barcelona actual por los derroteros del género negro con una maestría, un humor hilarante y un dominio del lenguaje espectacular (tanto el culto como el popular), hacía tiempo que un libro no me hacía consultar el diccionario tantas veces.

Altamente recomendable para todo aquel al que le apetezca pegarse un disfrute y unas risas. Especialmente amantes del sub-realismo y la novela negra. 

"...Lo único que puedo asegurar es que en ninguna ocasión, ni siquiera en los más críticos bretes, he visto, conforme suele contarse, pasar ante mí mi vida entera como si fuera una película, lo que siempre es un alivio, porque bastante malo es de por sí morirse para encima morirse viendo cine español."


Alfonso
Nadie ha sabido contar las miserias de la vida como los italianos a través de su maravilloso Neo-realismo, un género al que soy adicto y que me ha hecho derramar regueros de lágrimas incontrolables, pero nunca había traspasado con él la barrera del cine.
Pasolini escribió en 1955 esta cruda realidad, que es sin duda un desgarrador placer para los sentidos, a través de un lenguaje barriobajero pero con una belleza increíble nos cuenta "imágenes" de la Roma de post-guerra donde desde niños y marcados por la miseria sobreviven los "chavales". La falta de alimento y el exceso de golpes en el hogar hacen que El Ricceto y sus camaradas busquen cualquier método para conseguir apenas unas libras que les proporcionen un vaso de vino o una noche de diversión.
Está contado con esa magia que imprime el Neo-realismo, la narración es lo mejor que he leído en mucho tiempo, impresionante dominio del lenguaje con ese deje arrabalero que le imprime realismo y te hace un nudo en la garganta.
Quizá me gustaría decir que derrocha una imaginación portentosa, pero me temo que al contrario refleja la realidad bastante dura de una época, menos mal que hubo gente que supo plasmarla para que el recuerdo perdure, y ahora descubro con gusto que no solo en el cine...

No recomendable para empáticos de la tristeza (a no ser que sean un poco masocas como yo)
gema
Otro libro de vampiros, pero que nada tiene que ver con los bestseller actuales.

Es la última entrega de los libros que se han publicado en España de Christopher Moore, en el que con el mismo humor desternillante y junto con algunos personajes repetidos (el emperador y sus caballeros y blue...), consigue enlazar historias dentro de su mundo particular en Los Angeles (California).

Por qué, si eres un joven aspirante a escritor y estas enamorado de una persona que te ha convertido en vampiro ¿como se plantea tu futuro?, y ¿el de la ciudad?

Humor desternillante, situaciones irreales, conversaciones hilarantes en una historia cotidiana dentro de la irrealidad del autor.

Otra novela para divertirte en malos tiempos.
jae Tanaka
Edu (el Espíritu de las Navidades Pasadas) hizo la definición perfecta de este libro: es como Danielle Steel, pero con vampiros. Totalmente cierto, señor mío, peeeero, hay algo que diferencia esta novela (primera de una serie de ocho, por cierto) del resto de novela romática, y es su protagonista, Sookie Stackhouse, camarea tía buena de bar de pueblecito sureño, y por tanto bastante redneck, poseedora de unos misteriosos poderes mentales que la permiten leer la mente de quién tiene cerca (normalmente los tíos piensan en su culo), novia de un vampiro, pero sobre todo, Sookie es la dueña de un sentido del humor cargado de la inocencia que le otorga mantenerse siempre aislada mentalmente para no oír los pensamientos de la gente, y de la acidez concedida por ese mismo aíslamiento.
Sookie narra en primera persona sus vivencias a caballo entre lo vampírico y lo humano, y ahí es donde me enganchó este libro: la trama no está mal, aunque todo sea dicho, no le he prestado demasiada atención; lo que realmente me interesaba mientras leía era saber como ese ser tan extraño que es Sookie Stackhaouse iba a reaccionar, que iba a pensar y con que juego de palabras de baratillo iba a rematar una disertación sobre cualquier acontecimento extraño de los que adornan su vida desde que toma conciencia de su "tara", como llama a su poder.
Alfonso
Ahora me enfrento a una crítica que me da miedito.... Como contar las sensaciones que me ha generado este Best-Seller y esperar no ofender, pues bueno intentémoslo....
Cuando me lo recomendaron y prestaron ya había oído a un montón de gente hablar de él y ponerlo por las nubes, y curiosamente el día que lo tuve en mis manos oí por primera vez una crítica pésima, cosa que cuando empecé a leer agradecí por no haber caído como pasa muchas veces en las expectativas muy altas y luego defraudarte...
Así que empecé la lectura, y he de decir que pese a que no soy muy dado a divertirme con los best-sellers, este me enganchó y bien enganchado, total que me fui de vacaciones con el dispuesto a disfrutar como un loco...
Pero he de decir que igual que me sorprendió la lectura inicial del libro para bien, la sensación con la que me dejó terminarlo fue bastante desalentadora.... La principal razón, es que a partir de la resolución del enigma para mí el libro había terminado con una mínima dignidad, pero las 150 páginas restantes me fueron dejando un mal sabor de boca poco a poco hasta de verdad fastidiarme lo que me había entretenido lo anterior. ¡¡¡POR QUÉ LO HICISTE MALDITO STIEG!!!
Quizá fue por este motivo que la perspectiva final que me quedó del libro fue un poco negativa y me planteé ¿que es realmente lo que me parece interesante y que no? de este libro (a mi entender sobrevalorado...)
ME GUSTÓ: el tono de novela negra donde el héroe llega a un entorno donde resolver un enigma al más puro estilo Bogart con el que empieza, lo mejor cuando él llega a instalarse a la casita donde vivirá durante un año, me produjo maravillosas sensaciones placenteras y de envidia, soledad escribir, nieve....
NO ME GUSTÓ: mi punto de giro de disfrutar a no hacerlo, fue cuando (a ver como lo escribo para no destTamaño de fuenteripar...) usó sus recuerdo de el ejército para....etc, etc... Los ojos se me abrieron como platos y ya nunca fue lo mismo, pensé, "joder es James Bond.." (aún no sabía quien le interpretaba en la peli...)
LO PEOR: Los personajes son extremos, pobre Stieg, murió sin saber que los buenos deben tener lados oscuros y los malos un lado bueno.... Al final me quedo con que es una obra donde el bueno es incorrupto e inmaculado y el malo es violador, nazi, misógino, especulador, practica incesto.... vamos que lo tiene todo...
Alfonso

Por fin saco un segundo para comentar las últimas lecturas... Voy a empezar en orden cronológico por este, "OUT", un libro al que tenía echado el ojo hace tiempo y que por fin me decidí a comprar (y leer claro)...
La nota se la pondría alta, me ha tenido bastante entretenido la historia y en algunos momentos creo que la trama es brillante. Podría definirlo como una mezcla entre el cine de Almodóvar y el de Tarantino, de hecho me extraña que no se haya hecho la película, pero llegará (y si no, la hacemos....)
El libro nos cuenta la historia de unas marujas que curran juntas en el turno de noche de una fábrica de comida preparada y que por circunstancias de la vida se ven especializadas en hacer desaparecer cadáveres, esta es la trama, aderezada con yakuzas, un cobrador de morosos, prestamistas y relaciones de pareja de lo más peculiar. Los personajes no tienen desperdicio, la historia está hilada con mucha coherencia y sin trampas (cosa de agradecer hoy en día...) y te mantiene en vilo hasta el último punto y final.
Les encantará a los amantes de la novela negra y el cine de Tarantino.

gema
Pine Cove se prepara para las fiestas de Navidad, la vida en esta pequeña comunidad típica del sur américano se desliza hacia las festividades. Pero un niño de la comunidad ve como Papá Noel cae muerto atravesado por una pala de color rojo, y pide su deseo de Navidad...pero el ángel que le escucha, no es casualmente el ángel más listo del mundo.

Christopher Moore con su típico humor hilarante vuelve a contar una historia salida de tono, desquiciante en la que se rie de los personajes típicos que nos presentan en las películas y los lleva hasta las situaciones más absurdas.

Literatura refrescante para malos tiempos. Aviso, si se lee en el metro, transporte o lugar público, se puede llamar la atención por las carcajadas.
gema
Lisbeth sigue siendo una joven asocial. Mikael sigue con su magnífica carrera de periodista y editor, pero ambos continúan por caminos separados.

A Millenium llega un periodista con una historia tremendamente jugosa, su futura esposa está ultimando su tesis doctoral: From Russia with love, en ella habla de policias corruptos, trata de blancas, maltratos a prostitutas...etc

Lisbeth se verá envuelta en una complicada situación provocada por su pasado.

¿Qué pasará con la chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina?


Trama magníficamente llevada, ritmo trepidante que te impide dejar de leer...pero, si tiene un pero, no me ha convencido el final...no voy a dejar de disfrutar de un libro por las últimas 20 páginas.

Espero ansiosa al tercero!!!
gema
Si perteneces a un país que es conquistado después de haber provocado una guerra mundial...y eres mujer, tienes mucho que perder.

Alemania, 1945, una periodista, cuyo nombre nunca se sabrá por su expreso deseo, sufre en sus escasas carnes la victoria aplastante de los rusos, la prostitución por un poco de protección, la necesidad de algo de alimento, el trabajo sin saber si va a obtener ningún tipo de beneficio.

Los vencedores machacan a los vencidos, o mejor...a los habitantes del país vencido, las vencidas tienen que dejarse machacar delante de aquellos que han jurado siempre defenderlas, comer hierbas, hacer caminatas de más de 20 km para encontrar algún caballo o rata muerta que llevarse a la boca, vender su cuerpo y su alma, dejarse violar para obtener un poco de protección y alimento.

Esta periodista, narra en primera persona su vivencia, su caída desde la azotea que había llegado a ser un nido de amor hasta lo más profundo de su ser, con la frialdad con la que se pueden contar estas cosas, con el pánico que nos da a las mujeres todo por lo que ella pasa, con la cólera de los vencidos sin la capacidad de alzar lo más mínimo la voz.

Un dolor en el estomago constante, una punzada de rabia en la vagina, un miedo que recorre la espalda y eriza los pelos del pubis.

Una mujer en tiempos de guerra, abandonada por los vencidos, masacrada por los vencedores. Violada, humillada, vilipendiada, echada por tierra.

Pero lo peor, sin sentimientos que la hagan ser capaz de levantarse...aunque ella pudo.
jae Tanaka
Si algo bueno salió de los 70 fue la ciencia ficción: Alien, 2001, la Cosa... La novela de Adams (adaptación de un serial radiofónico escrito por él) no es en absoluto una obra como las películas que he citado. Es ciencia ficción, sí, pero carece de esa seriedad dramática y apocalíptica; es más bien un guiño irreverente hacia sus hermanos más graves. Tiene todos los ingredientes de una epopeya "asimoviana": el humano descuadrado, el alienígena misterioso, el personaje de moralidad dudosa, el robot atormentado... pero todo eso pasado por el filtro de Adams se convierte en una space opera desmadrada y absurda.
Eso sí, te suelta un par de preguntas filosóficas que te quedas de espalda a la pared. Avisados estáis.
Por cierto, la edición que leí incluye un buen númro de páginas que recogen entrevistas a los actores de la adaptación al cine. Desde mi punto de vista: totalmente prescindibles.




Alfonso
Oh, aprovechemos la maravilla que es el debate como herramienta...

Criticar a Saramago como novelista y alagarle como escritor es quizá una paradoja digna del mismísimo Saramago.
He de decir que una de las cosas con las que más me hace disfrutar en la lectura de sus obras es precisamente su manera de escribir, me encanta que no sea esta una forma al uso, me gusta cuando alguien tiene algo que decir más allá de "las reglas más elementales de la novela" y conste que me refiero a la forma y no al contenido (a este lo visitaremos más adelante). El escribe de seguido, un sello que a cualquiera la puede parecer una extravagancia pero que, que le voy a hacer, a mí me encanta. Creo que esto imprime a sus obras (ni novelas ni escritos para no ofender a nadie) el ritmo y la frescura de lo que sale de dentro, de los pensamientos disparados directamente de la cabeza al papel (nunca olvidemos que antes y mejor que escritor o novelista es un gran pensador) sin los filtros de lo políticamente correcto ni la censura interna del que dirán o los tabús que como seres humanos nos ponemos al valorar lo que hemos hecho y tener la opción de corregirlo. Me gustaría conocer a algún escri-lista o nove-tor (quizá lo haya) capaz de atreverse a publicar el primer borrador de lo que escribe.
También y seguramente sea inevitable por su forma de escribir, siempre nos deleita a unos y aburre a otros con pensamientos (cuestión de gustos) pero a cambio, su manera de escribir los diálogos te mete (y creo que ha todos) dentro de la propia conversación sin los aburridos "...dijo él", "...respondió mirándole", "...añadió la mujer", que nos ubican en el orador. Creo que es de ley reconocerle la intensidad que su método proporciona a los diálogos y la maestría con la que se mueve en el.
Pero bueno, hasta aquí mi defensa de su método, de la que al más puro estilo Saramago, me permito sacar la "moraleja" de que al final lo que horroriza a una persona es precisamente la chispa que enciende la belleza para otra.

Sobre la novela en sí, me encanta ver que para bien o para mal es la obra más relevante a la que nos hemos enfrentado, esto la hace doblemente especial, porque podría ser un escrito que cumpliera "las reglas más elementales de la novela" o podría ser uno de los mejores thrillers que alguien se hubiera leído, o un best seller más de los que al final caen en nuestras manos y nos gustan porque están milimétricamente diseñados para ello, pero NO, positiva o negativamente nos llega y eso es por que hay alma puesta en el, lo amamos o lo odiamos pero no pasó sin pena ni gloria en ninguno de los casos (Saramago estaría orgulloso, seguro)

Respecto a la originalidad, es criticable siempre y cuando se use como estandarte que represente al producto, pero sinceramente no creo que sea el caso, la historia no solo no es original sino que está muy manida, no ya tanto el tema de la ceguera (me apunto la referencia dada por el espíritu de las navidades pasadas y prometo leérmela) si no por el tema de la pandemia, mil veces tratado.
Pero también hay que decir que los libros como todo en la vida (esta es otra moraleja a lo Saramago) hay que saber enfocarlos desde el punto correcto (o no, que a veces resulta más divertido). Cuando yo leí Ensayo sobre la ceguera, me pareció que Saramago usaba el "thriller pandémico" como excusa para criticar la pandemia mental en la que vive el mundo... a mi me llegó, pero claro son formas de verlo.
Un ejemplo de esto son vuestras reacciones (me encantan...) a Javier le molesta que la historia no sea como "perdidos...??" y Gema se queja de que no resuelvan las cosas, preciosa paradoja sobre los distintos enfoques a la hora de leer un mismo libro...

Lo que es una realidad es que recomendar a Saramago es delicado (he de andar con cuidado), pero me imagino que cuando alguien critica que no sea original en sus historias es porque no ha leído "Ensayo sobre la lucidez" (conste que no la recomiendo, que no quiero responsabilidades....) y respecto a que no tiene nada que contar, quizá es una expresión demasiado dura, la belleza es quizá una excusa más que razonable para crear algo, pese a que el contenido no trascienda... si no, Miyazaki nunca hubiera hecho "Mi vecino Totoro" ni hubiera nacido "Amelié"...

Confesaré que hace poco di un paseo con un Elefante desde Lisboa a Austria y no había nada en el destino, llegué y punto, pero eso no enturbió lo bonito de los paisajes, los momentos que viví ni los amigos que hice por el camino (ups, perdón otra vez estoy cayendo en la metáfora fácil....)
Conste que nunca recomendaría "El viaje del Elefante", dios me libre.....
Eduardo Martínez

Esta misma mañana, mientras me desayunaba un café con porras y me ilustraba con el periódico del día, encontré un artículo en el diario El Mundo que me ha empujado a completar esta revisión en conjunto del Ensayo sobre la ceguera del Nóbel José Saramago. Dicho artículo, escrito a raíz de la reciente pandemia de gripe porcina (o norteamericana, como quieren rebautizarla ahora), habla de las diversas formas en que cine y literatura se han aproximado a ese miedo atávico a las plagas mortales. El autor, partiendo de las Siete Plagas bíblicas, acaba llegando a Saramago y su Ensayo sobre la ceguera, emparentándole con Camus y su obra La peste, y de paso ensalzando la figura del escritor portugués.


Bla, bla, bla y más bla.


Vamos a dejar las cosas claras. José Saramago es, probablemente, uno de los mejores escritores vivos de los que podemos disfrutar. El que niegue eso es o bien un ignorante, o bien un imbécil. O las dos cosas juntas. Ahora bien, lo que no es Saramago, ni de lejos, es un novelista. Para empezar carece de lo primero que tiene que tener cualquiera que pretenda ser un novelista, y esto es tener algo que contar. Saramago para desgracia de todo aquel que se ha atrevido a leer alguna supuesta novela suya, entre los que me incluyo, no tiene absolutamente nada que contar. Y, lo que es peor, encima se empeña en demostrarlo con palabras. No es que sacrifique el fondo por la forma, sino que no tiene ningún tipo de fondo. Y la supuesta novela titulada Ensayo sobre la ceguera es una muestra más de lo que estoy diciendo. Saramago o bien ignora las reglas más elementales de la novela, o bien se nos muestra incapaz de aplicarlas. El portugués no es que sea un mal novelista, es que no es un novelista. Y punto.


Además para completar este atentado literario, gran monumento a la pedantería más insoportable, debo contradecir a mis compañeros de billetes. La idea de Ensayo sobre la ceguera dista mucho de ser original. Hasta en esto la caga, con perdón, el Nóbel Saramago. En 1951 se publicaba en el Reino Unido la novela de ciencia-ficción El día de los trífidos, de John Wyndham. Un auténtico éxito desde el día de su publicación, y considerada ya un clásico en su género, El día de los trífidos nos muestra una humanidad que se ha quedado completamente ciega. Los pocos humanos que se han “salvado” de esa ceguera se convierten en los protagonistas de una historia que, si bien marcada por los miedos de la naciente Guerra Fría y totalmente inscrita en el género de la ciencia-ficción, resulta coherente en todo momento y francamente entretenida. Todo lo contrario del Ensayo sobre la ceguera. Saramago, con toda la pedantería de la que puede hacer gala, que es mucha más de la que se puede soportar, copia descaradamente la idea de Wyndham para enseñarnos, amable él, como jamás se debe de escribir una novela.


Lo dicho, el que tenga ganas de perder el tiempo aburriéndose como un hongo que no lo dude ni un instante, Ensayo sobre la ceguera es su libro. Ahora bien, si piensa usted que la idea que vertebra el libro tiene potencial, busque en su librería más cercana un ejemplar de El día de los trífidos, no se arrepentirá.


jae Tanaka
Un adjetivo para describir el estilo de Saramago? Irritante. Pero claro, yo soy lector de cómic, que a estas alturas siguen sin estar considerados literatura, así que mi opinión no vale de mucho. Pero la diré, no obstante:

A qué entorpercer uno de los mejores thriller que me he encontrado con una inopinada sarta de reflexiones pseudofilosóficas y diálogos referenciales con el lector, que sólo consiguen sacarme de una de las mas grandes tramas de terror y suspense jamás contadas? Saramago empieza su obra con una intensidad digna de "Perdidos", "24" o "Watchmen", pero poco a poco va diluyendo su fuerza narrativa con intentos de erudito a la violeta de hacer parábolas (me da permiso para decir exégesis, señor Saramago? creo que pega más con la insufrible pedantería que aqueja la novela), de "te enseño pero no" la enseñanza moral detrás de todo, de zigzegueos cansinos por caminos que no llevan a NADA. Porque desde mi obtusa cultura de lector de cómic, esta novela no lleva a ningún sitio.

En definitiva, y para no cansar: un arranque magistral, una ejecución pedante hasta la arcada y un final... ah, pero eso es un final?
gema
¿Cómo criticar un libro de un premio nobel?, ¿Cómo criticar un libro del que practicamente todo el mundo ha dicho maravillas?, ¿Cómo contar que no te gusta un libro que ha obtenido las mejores críticas?
Pues así...
Señores, el primer libro que me leo de Saramago, ENSAYO SOBRE LA CEGUERA, un libro que le hizo obtener el premio nobel de literatura (cada vez más politizado diría yo), y probablemente, sea el último libro que me lea de él.

Dentro de un planteamiento increible, un imitador de Borges cuenta una historia en que la humanidad se queda ciega...¿ciega, por qué?, no me lo explica, no me explica por qué el primer ciego se queda ciego, en un primer párrafo inmejorable, lleno de colores y de visualidades...y yo, yo quiero saberlo, necesito que me diga por qué motivo todo el mundo, excepto una, se queda ciego, ¿por qué la humanidad se vuelve loca?, ¿por qué la humanidad reacciona de esta manera tan irracional?, ¿por qué hay una elegida entre tanto desastre?, ¿qué tiene que ver la religión con todo esto?, ¿que problema tiene con las mujeres el autor para destrozarnos de esta manera?...

Quizá sea un libro que no está escrito en la prosa más adecuada, quizá para un trabajo filosófico..quizá, pero no para momentos de acción y de odio. No, Sr. Saramago, por su culpa no he disfrutado de su historia, por su retórica forma de escribir me he perdido en párrafos farragosos que no me cuentan nada dentro de secuencias con unas ideas magníficas.

Me ha parecido un libro irregular:

IDEA: INCREIBLE
ESTILO: MEJORABLE
CLARIDAD: NINGUNA

Sr. Saramago, si usted hubiese escrito todo el libro con la misma intensidad y la misma prosa que en el primer capítulo aquí tendría a su más incondicional lectora.
Eduardo Martínez

Pasada ya la Semana Santa y sus maravillosas tradiciones, (a saber, las procesiones, las torrijas y el cine de romanos a todas horas en televisión) y teniendo en cuenta que nos queda un largo año para volver a disfrutar de las mismas, desde Billetes de Ida y Vuelta vamos a intentar poner un remedio literario al posible mono ocasionado por tan dura espera. No, no voy a hablar de libros de cocina o sobre algún sesudo estudio acerca de la procesiones de Semana Santa (que los hay y muy buenos), el billete de hoy es para ver una de romanos. O, mejor expresado, leer una de romanos.


A la más que prestigiosa tradición británica de novelas históricas seriadas, (de las que los máximos exponentes serían las 21 novelas de la serie Aubrey-Maturin, de Patrick O´Brian; las 19 de la serie de Marco Didio Falco, de Lindsay Davis; las 24 de la serie de Sharpe, de Bernard Cornwell; y por supuesto las maravillosas e inimitables 12 novelas de la serie de Sir Harry Paget Flashman) se ha añadido en los últimos años una nueva serie que todo buen amante de la novela clásica de aventuras no debe dejar pasar. Se trata de la serie de Quinto Licinio Cato (Eagle Series en el original).


A lo largo de las hasta ahora ocho entretenidísimas novelas escritas por Simon Scarrow, acompañaremos a dos soldados de la Segunda Legión, la más dura de todo el Imperio, el joven Cato y al veterano legionario Macro, en sus aventuras y desventuras a lo largo y ancho de las fronteras del Imperio Romano, desde las frías fronteras de Germania o Britania hasta las ardientes arenas de las provincias orientales. Apoyadas en un trasfondo magníficamente bien documentado, y escritas con una prosa ágil y agradable (pocos escritores contemporáneos brillan tanto en las descripciones de los hechos de armas, ya sean pequeñas escaramuzas o bien grandes batallas o asedios), las novelas de Cato son una fantástica ventana a la que asomarse a la dura y peligrosa vida de los legionarios romanos.


Si eres de los que disfrutan con el género histórico o simplemente con la más clásica novela de aventuras no lo dudes, hazte con la primera de las novelas de la serie, El Águila del Imperio (Under the Eagle) y alístate en la Segunda Legión. Eso sí, un aviso para navegantes, tengan ustedes mucho cuidado que estas novelas son enormemente adictivas. El que avisa…

gema
Cuando tenía siete años, mi madre me regaló el primero de todos los billetes dorados que me ha regalado la vida, tenía forma de libro: Charlie y la fabrica de chocolate. Hace 1 mes, en Dublin, compré mi primera edición de este libro en inglés, acompañado de su secuela Charlie and the great glass elevator.

Qué puedo decir de este libro sin que tenga algo que ver con cómo soy como persona, que me encantó en español cuando de pequeña, en lugar de comer, devoraba las hojas en que Willy Wonka llevaba a Charlie con otros cuatro niños, mucho menos agradables que el protagonista, por la fábrica. En este libro descubrí lo que es la educación, el respeto, la falta de medios y el poder de la supervivencia, enmarcado en una fabrica de chocolate, lo que hace de ello el paraíso de cualquier niño, y con el acompañamiento de adultos que son iguales que los niños a los que acompañan.

Qué decir también de los Oompa-Loompa, ahora he escuchado la sonoridad de sus canciones.

En cuanto a Charlie and the great glass elevator, sólo puedo decir que es una secuela levemente digna del libro que la precede, divertida e hilarante, sin pies ni cabeza, en que Roald Dahl saca a los mismos protagonistas del primer libro para hacerlos vivir aventuras espaciales y especiales, incluso atemporales.

Pero eso si, me sigo quedando con mi edición antigua, resobada y maltratada de aquel libro que me regaló mi madre, y que seguirá conmigo...
jae Tanaka
De entrada reconozco que no conocía al guionista Nick Remender (no así al dibujante, Kieron Dwayer, uno de esos todoterreno que hace bueno lo que toca), pero he de reconocer que me ha sorprendido, y me guardo el nombre para futuras referencias.
El autor, en un mercado tan saturado como el de los zombies (ojo, que a mio no me cansará jamás, jeje), insufla, como se suele decir, un soplo de aire fresco. Me explico: hace tal ensalada de géneros que solo puede salir bien... una invasión zombi, los 70's mas sordidos y horteras, un prota calcado de Snake el Serpiente de Kurt Russell y porno cutre, con la impagable presencia de Ron Jeremy, ese hombre. El resultado es una limitada de 4 números llenos de sangruza, mal gusto, humor negro oscuro y muchas ganas de que el lector se lo pase de puta madre.
Recomendadisimo.
Etiquetas: 4 comentarios | edit post
gema
A Charlie Asher le cambia la vida en el hospital en que su mujer acaba de dar a luz a Sophie, junto a su cama Charlie ve a un hombre que se lleva un CD en la mano, pero es un hombre al que nadie más ve.
Charlie acaba de ver a un "mercader de la muerte", su vida cambiará para siempre.

Christopher Moore es un autor desternillante, hilarante, magnifico, con un poder de descripción impresionante y con una capacidad visual tremenda. Nos lleva en este magnifico retrato desde las situaciones mas surrealistas, dignas de los hermanos Marx; a unas conversaciones desternillantes, a una situación posible pero increíble.
Libro corto, digno de leer, muy recomendable si quieres destacar en cualquiera de los sitios en que lo leas, o te tapas la boca para ahogar una carcajada más, o la dejas salir junto con el estres que a todos nos acompaña.
Si te quieres reír de la muerte...y de toda la parafernalia que la rodea, tienes que leértelo.
Alfonso
Oh! tremendo Capote....
Hace tiempo que tras leer varias de sus historias cortas incluida "desayuno con diamantes", tenía en el punto de mira literario lo que todo el mundo denomina como su gran obra (uff, y vaya si lo es...)
Toma un asesinato múltiple real como punto de partida y busca un título en el que intenta representar a todas las partes, "a sangre fría" matan a una familia bien, pero también "a sangre fría" juzga la sociedad con un veredicto ya formado de antemano, la misma que "a sangre fría" acabará con las vidas de los inculpados colgando de una cuerda en un sórdido granero de Kansas.
El libro es una verdadera obra de arte narrativa entre la novela y el periodismo, se mezcla la realidad con aquello que el autor considera a bien añadir para alcanzar su meta, que al final es poner al lector en la piel de todos y cada uno de los personajes, víctimas, verdugos, investigadores, todos tienen un porqué, las circunstancias de sus vidas han guiado sus pasos y Capote entra en todas ellas de una forma magistral consiguiendo ponerte en cada pellejo.
Cierra la historia con un buen alegato sobre la pena capital, que al fin y al cabo es otra manera de asesinar "a sangre fría"
Desde mi punto de vista, un imprescindible....
La lástima, que ya no se usen portadistas, un 2'5 a las portadas gettyimages y un 0 a las imágenes de la película en cubierta (al precio que están....)
gema
Cuando su madre la acompañaba a la casa de acogida junto con su hermano, Liesel tuvo una visita inesperada...la muerte, que robo el alma de su hermano, pero ella no se quedo atrás y robo su primer libro, aunque no sabia ni leer.

Alemania, segunda guerra mundial, una niña que roba libros, un amigo que se quiere parecer a Jesse Owens, un padre de acogida que todas las noches la acompaña en sus pesadillas, una madre con cucharas de madera, una vecina que escupe en la puerta, una puerta de una biblioteca con la ventana abierta, una seguidora de Hitler, un judío escondido que come pan....

Sentimientos, muchos sentimientos encontrados, Liesel sigue robando libros durante toda su vida y un libro la salva de una visita de la dama de negro que guardara su libro hasta que tenga que ir a recogerla cuando sea una señora mayor.

En un libro extraño, cargado de simbolismo y metáforas inconclusas, con dibujos llenos de palabras que llueven sentimientos, la muerte nos lleva desde la muerte del hermano de Liesel hasta la muerte de la ladrona dentro de una etapa que ningún ser humano hubiera merecido conocer.

Es uno de esos pocos libros que hacen llorar...
Eduardo Martínez

España, para nuestra fortuna como lectores, sigue siendo una potencia mundial en lo que respecta a la literatura. Gozamos del enorme privilegio de contar con una enorme nómina de autores de primera fila en todos los géneros capaces de mirar de tu a tu, tanto en calidad literaria como en ventas, a cualquier otro escritor de allende nuestras fronteras. Si bien el panorama literario patrio está trufado de grandes figuras inamovibles, no es menos cierto que año tras año surgen nuevos talentos capaces de renovar constantemente la nómina de escritores por descubrir. En los últimos diez años la lista de escritores que uno no debe perderse se ha engrosado con los nombres de gente como Javier Cercas, Albert Sánchez-Piñol, León Arsenal, Félix J. Palma, Eduardo Vaquerizo, Óscar Esquivias… Todos ellos escritores de sobrado talento y demostrada creatividad.

De esa nómina en constante aumento hay un escritor auténticamente genial. Un hombre capaz de escribir lo que se le ponga en la bisectriz. Su nombre real es David Homedes Cameo, aunque los lectores le conocemos como Pablo Tusset. Tres son las novelas que Pablo Tusset nos ha regalado hasta la fecha. La primera y que le llevó a la fama, Lo mejor que le puede pasar a un cruasán (Lengua de Trapo, 2001), combinaba de forma asombrosa lo mejor de la novela policíaca con un sentido del humor en perfecto equilibrio entre el humor grueso y la más fina e inteligente ironía. Su siguiente novela, En el nombre del cerdo (Destino, 2006), abandonaría por completo ese humor tan irónico para levantar una novela negra, dura y descarnada, que se adentra de lleno en la mente de un psicópata. Ahora, tres años después, Pablo Tusset vuelve demostrar que escribe lo que se le pone en las narices con Sakamura, Corrales y los muertos rientes (Destino, 2009).

Sakamura, Corrales y los muertos rientes es una vez más novela policíaca, si. La historia, que se desarrolla en una España tan "inexistente" como real, se inicia con la aparición de los cadáveres de tres turistas extranjeros en plena Costa Brava, “coloraos” como cangrejos y sonrientes como idiotas, y se desarrolla en la surrealista investigación del surrealista caso por parte de una aun más surrealista pareja: Sakamura, inspector de la Interpol y maestro zen, y Rafael Corrales, Cabo de la Guardia Civil de Aduanas cien por cien cañí, nacido en Carabanchel, “Madriz”, y destinado desde hace la tira de años a Calabella, en plena Costa Brava. Pero no es solo eso. Esta novela, francamente hilarante hasta el punto de arrancar más de una carcajada, es una fina sátira de esta España nación de naciones. Pablo Tusset se cachondea como solo puede hacer un genio de derechas e izquierdas, de nacionalistas periféricos y centrales, de monárquicos y republicanos.

En definitiva, este maravilloso y descacharrante chiste de casi trescientas páginas que se leen del tirón es algo más que una novela, es un fantástico recordatorio de lo sano que es reírse de uno mismo. Una novela que usted, visitante de estos billetes de ida y vuelta y por lo tanto amante de la lectura, no se debe perder.
gema
No se ni como empezar...
A todos nos gustan las pelis de mafiosos, a todos nos encantaría conocer a alguien como Al Capone o como El padrino...o como Paul Newman y Tom Hanks en la Magnifica ROAD TO PERDITION.
Pero, la mafia, camorra, 'ngdrangheta o cualquier tipo de sociedad mafiosa no son asi. Dentro del mundo del merchandising nos han vendido una imagen de familia, herencias, honor, honra a los muertos y a las mujeres que no es tal.


Yo estoy enamorada de esa mafia...no de la real.

La mafia o camorra, o llamemosle una organizacion terrorista (incluso llamada ETA), son entidades con mucho animo de lucro, dominaciones al mas puro estilo medieval donde el amo tiene derecho a pernada y a matar y a morir...en definitiva, donde el amo es dios.
Si eres de Napoles y formas parte, aunque sea de la parte mas baja, de la Camorra que controla todo, solo tienes dos opciones: mueres o matas...vives o te vas, porque allí no hay sitio para nada que no sea controlable por el compadre, el patron, el padrone.
Datos, datos y mas datos...eso es lo que nos da el autor, mucha valentía napolitana y un gran deseo de huir de todo lo que rodeaba a su patria, un gran deseo de contar la verdad y de que todo el mundo lo sepa...
No sabe lo que ha hecho..., pero "Cabrones, aun estoy vivo"
Alfonso

Tras muchas vueltas sobre como estrenarme y un par de lecturas simplemente interesantes, he decidido compartir con vosotros, (oh! bibliófilos y bibliófagos) la lectura que más me impresionó en este pasado 2008.
A primer vistazo de sinopsis, lo tuve en mis manos y lo descarté en 2 ocasiones, ya que la vida de Valentino Achak Deng, un "niño perdido" o refugiado de la guerra de Sudán, me sonaba a esa literatura facilona y sensiblera con toque biográfico que está muy bien porque hace que te enteres de cosas pero que no es muy santo de mi devoción.
Pero era de Dave Eggers, un referente interesantísimo para mi, un autor de los que encabezan lo que se ha llamado "la generación quemada" con Foster Wallace o Zadie Smith y creador de McSweeney's, una editorial destinada a publicar los relatos interesantes de gente que por desgracia no interesa a las editoriales convencionales (sean grandes o pequeñas).
Pues sí, acabó en mis manos y fue una experiencia narrativo-reveladora, una de esas historias que no puedes parar de leer y con las que empiezas a dejar de ver la tele, desayunas leyendo y no tienes relaciones sociales hasta que te la has terminado.
Nos cuenta la historia de la guerra de civil de Sudán a través de un niño que tiene que huir de su pueblo cuando los musulmanes están arrasándolo, pero decide empezar con una su-trama (más bien otra trama) en la que al más puro estilo Tarantino nos cuenta como es asaltado en su casa de Seattle (en la actualidad) por dos delincuentes un tanto salvajes. La narrativa que usa y la manera en que va saltando de una historia a otra es espectacular.
Moviéndose en un terreno propicio para la sensiblería, consigue no caer en ella y te mantiene atento de forma desgarradora, pero consigue que te enteres un poquito de temas tan complejos como son las guerras africanas, los paripés de acogida (y posterior abandono) del primer mundo y la lucha por sobrevivir de aquellos a los que no les dejamos ni el mínimo recurso para ello.
Para los que sintáis curiosidad por él os recomiendo este libro, pero también quiero recomendaros a los amantes del buen leer que no os perdáis de vista a este autor y si podéis, echarle un vistazo a los textos de McSweeney's que hay cosas muy curiosas.
Ah! y como no edita Mondadori....
jae Tanaka
Si hay algo que nos gusta a los españoles es, después de la tortilla de patata y de aparentar, hurgar en la herida, remover la mierda, y ahondar en nuestras miserias. De ahí que el 90% de las películas que se rueden en el país traten sobre un tema que ya apesta: la puñetera Guerra Civil, y lo mismo pasa con la narrativa... Anda que no dio por culo y para rato el enano filogay del Ferrol...
La cosa es que a mi es una temática que me gusta, igual porque, al no haberla vivido, soy capaz de sacarle un tono romántico al asunto, tono que no tiene en absoluto, desde luego. Al autor de la novela le ocurre lo mismo: en ese marco de miserias, catetismo talibán (se puiede llamar talibán a un cristiano de misa diaria?) y asesinatos de tapadillo y casi gratis, encuadra una historia que, aunque sabes como se va a solucionar desde que te expone la trama completa, atrae.
El autor no escribe mal, bien tampoco. Peca de reiterativo y su lenguaje se pasa de florido, pero consigue escribir una novelita interesante y atractiva, más por que por la trama, por el retrato de un pueblo de posguerra que tiene de todo, rojos, nacionales, asesinatos, santas, y su tonto de rigor.

gema
Uno de mis mitos más importantes es Clark Gable, la primera vez que le vi fue interpretando a Rhett Buttler en la maravillosa LO QUE EL VIENTO SE LLEVÓ, me encantaron su personalidad irónica, su forma de ser divertida, sus ganas de reírse de todo incluido si mismo, su "lucha" por las causas perdidas siempre y cuando se pueda obtener un beneficio.
Y todo esto Javi lo sabe, así que me regaló estas navidades una biografía de El rey del cine (que no Elvis): La corona del Rey de Joan Alapont.
Pero, el libro es malo..., está escrito como si un erudito cualquiera cogiera una vida de un triunfador y lo tiñera de metáforas, frases redundantes e inconexas, demasiados datos para una lector que sólo quiere conocer un poco más a uno de sus ídolos. Y ya no hablemos de la edición, ¿nadie le ha dicho al editor que un libro se revisa y se corrige después de estar escrito?.
En cuanto a la historia, es una biografía y por tanto tiene que tener muchos datos, pero ¿por qué no me deja meterme dentro del pellejo del biografiado?, ¿por qué se limita el autor a contar una cosa detrás de otra sin darme rasgos del carácter del biografiado?, ¿por qué, si parece que no le interesa, me cuenta la vida de uno de los ídolos del cine?
En fin, El Rey murió y yo me he enterado de parte de su vida. Gracias por el regalo, aunque sabes que nunca recomendaré este libro.
gema
Nunca esta bien hablar mal de algo.
Durante toda mi vida de lectora, que es ya bastante larga, he defendido mi escaso (prácticamente nulo) interés por los Best-seller.
Pero no esta bien hablar mal de algo que vas a acabar haciendo.
Desde hace unos meses, se ve en el metro a mucha gente que va leyendo alguno de los dos libros hasta ahora publicados de Stieg Larsson, y yo he caído, con este libro, en las redes de esas tramas que tejen los best seller.
Me regaló Javi el libro, aunque ya antes me había interesado y os tengo que decir, que la historia atrapa, aunque lo de menos es la historia. Stieg Larsson, que escribió los tres libros en un tiempo record describe a sus personajes con una profundidad digna del mejor Joyce (el de EL ULISES), dentro de una historia de misterios y desapariciones, plasmada de secretos y medias verdades, rodeada de gente en la que todo el mundo puede ser sospechoso, todo el mundo es malo y todo el mundo tiene sus secretos, ¿verdad Sally?...
Aunque esta semana he estado con un poco de catarro, ha sido maravilloso sentarme después de un día de trabajo, con una mantita en las piernas y mi gata en mi regazo, Javi a mi lado por supuesto, a leer el magnifico libro de este Escandinavo y coger de la mano a Mikael e intentar comprender un poco más a la señorita Salander.
Una recomendación muy recomendable, si señor...
En breve comentaremos la segunda parte...y luego la tercera!!!
gema
Bueno, la última de los tres que lo ha leido...y la primera que se decide a comentarlo, para que luego digan que las mujeres somos el sexo debil.
Os ruego, Javi y Eduardo, antes de nada que me perdonéis si no estais de acuerdo con esta valoración, el libro a comentar es El último deseo cuyo protagonista absoluto es Geralt de Rivia.
Andrzej Sapkowski es un grandísimo escritor que domina la pluma como pocas personas, ojala yo llegara en algún momento a poder escribir la mitad que él, pero le voy a poner un fallo, de tan rebuscado en sus frases se puede llegar a hacer pesado y no lograr que el lector se haga con la lectura de esta obra.
Cuenta las aventuras del brujo Geralt de Rivia, un brujo de pelo blanco que fue secuestrado de niño y enfrentado a innumerables pruebas hasta poder ser lo que es, un brujo que va de puerta en puerta pidiendo un poco de compasión para tener un trabajo que lo dignifique. Narra en forma de relatos más o menos largos sus aventuras con demonios, hombres lobo, sacerdotisas, elfos y más seres fantásticos correspondientes al folklore más arraigado al centro de Europa.
Como todos sabeis, los pocos que entrais a este blog, no soy demasiado aficionada a la literatura fantástica, pero de todo se aprende y aquí tenemos a un gran escritor de cuentos, con una prosa relativamente dificil para lectores poco aficionados a este tipo de literatura, que hila una historia con personajes que tienen poco de tópicos y mucho de típicos.
En fin, que el libro me ha gustado, entretenido de leer, dificil de entender en algunos párrafos, complicado para mentes poco imaginativas.
Pero eso si, una recomendación.