gema
Cuando comencé a leer este libro no estaba demasiado ilusionada con él, pero aún así me fue atrapando la forma de contar una historia tan dura como la de un niño católico y pobre irlandés como Frank McCourt. No sé cómo se puede llegar a contar con tanta inocencia una historia como la suya, te remueve todos los sentimientos leer cómo un niño pequeño observa la vaguería de su padre, la pusilanimidad convertida en cenizas de su madre, la muerte de algunos de sus hermanos pequeños y la inocencia e ilusión con que cuenta toda su infancia.
Nació de emigrantes irlandeses, bastante tópicos dicho sea de paso: padre vago y borracho y madre desdichada, en los Estados Unidos de donde regresaron a Irlanda, concretamente a la ciudad de Limerick, en la que su desgracia se acentúa, hasta que finalmente Frank regresa a su pais natal, para comenzar una nueva vida.
A pesar de ser un libro tan triste, Frank McCourt cuenta las cosas desde la perspectiva de un niño, habla de Italia, del Ángel del séptimo escalón, de que todo le importa un pedo de violinista...
Un libro para leer...
2 Responses
  1. Caerá, caerá, tiempo al tiempo, y alas aventuras de Geralt de Rivia, que me tienen atrapado. En cuanto me suelten...


  2. Luchete Says:

    Hola Gema, aquí esto siguiendo de nuevo tus recomendaciones...ya te contaré si me regalan algún libro en estas fiestas o si me compro yo algunjo ejje, q seguro q cae alguno jejeee....

    Un abrazo!!