jae Tanaka
Geoff Johns lleva un tiempo sacando la cabeza entre la multitud de guionistas que, tanto en Marvel como en DC (la editorial de lo comics de los que hablo ahora) se lo trabajan para hacer algo más que historias de "bueno-pega-paliza-a-malo". Pero, desde mi punto de vista, con las Sinestro Corps Wars se mete de lleno en el mismo saco que los grandes: Claremont, Busiek, y Wolfman. Sobretodo, Wolfman. Porque esta saga que engloba cuatro números especiales más varios de la numeración regular de las series de Green Lantern, Green Lantern Corps y Superman (y creo que me dejo alguna), Johns ha creado alque que (lo siento, Crisis Infinita y 52), no leía desde las alucinantes Crisis en Tierras Infinitas de Wolfman, y es tomar conceptos (sin sentido) que llevaban decenios pululando sin explicación por el universo DC y darles una coherencia no solo sólida, sino que redefinen muchas cosas de gran importancia en ese mundo superheróico. Y todo esto, del lápiz de, entre otros, tres dibujantes principales, a cual más bueno: Patrick Gleason, Ivan Reis (que ya trabajó con Johns en Marvel, en una limitada de la Vision) y Ethan van Sciver, relevo a la altura de los tiempos de George Perez, a falta de Phil Gimenez, embarcado por desgracia en una de las etapas más vergonzantes de Spiderman.
Claro, que yo diga esto de una linea argumental del universo de Green Lantern igual suena un poco subjetivo, ya que es uno de mis favoritos (siempre por debajo de Lobezno!!), pero cualquiera que se lo lea verá que tengo razón: Sinestro Corps le da energía al personaje para aguantar otros 40 años de comics!
Etiquetas: edit post