gema
En el año 1808 el pueblo español estaba sometido a los caprichos de una monarquía decadente y a las ordenes de una iglesia todopoderosa...pocas cosas han cambiado (lamentablemente), Napoleón: gran estratega y heredero de un pueblo que se levantó contra las mismas cosas, utilizó su poder para auto proclamarse a si mismo emperador y olvidarse de todas las bases de la república francesa. Si España hubiera permitido que la cultura que entonces tenían los franceses, entrara por la puerta de sus casas...otro gallo nos cantaría.
Pero España no podía permitir un orgullo pisoteado y un respeto ausente.
El pueblo madrileño, en la mañana del 2 de Mayo de 1808 bajo la lluvia y con las únicas armas de que disponía, se levantó, como diría posteriormente el mismo emperador francés "como un hombre de honor" ante aquellos que nos estaban pisoteando y hundiendo más en nuestra propia miseria. Como siempre, el pueblo llano da una lección al pueblo "culto" y defiende su honor con su propia vida, como los héroes del cuartel de Monteleon, actual plaza del Dos de Mayo de Madrid: Daoiz y Velarde, que luchando como auténticas bestias masacraron a los "mesieus" franceses para defenderse a si mismos y los suyos.
Un verdadero homenaje al pueblo de Madrid, un homenaje al pueblo llano: Manolos, Manolas y Chisperos que nos defendieron y que cada año nos dan una lección de pundonor y hombría. Lástima que no dejasen entrar la cultura que necesitamos.
Un libro para leer y con el que disfrutar...Reverte vuelve por sus fueros y relata las historias de la gente que más le gusta, el populacho que se defiende a si mismo y a los que quiere dando a cambio su propia vida.
2 Responses
  1. He leido este libro y me ha encantado, pues ha sacado a relucir el espóritu heróico y a la vez patriótico de un pueblo, que plantó cara al invasor ante la apatía de las clases gobernantes.

    Desgraciadamente, la ingratitud posterior del rey al que se defendía (Fernando VII), hizo que no se reconociera oficialmente el heroísmo popular.

    Con su ejemplo, el pueblo español demostró al resto del mundo que Napoleón no era tan invencible como se creía.

    Prueba de ello fué la derrota de los franceses en Bailén, en Julio de 1.808


    Un saludo desde Valencia.


  2. gema Says:

    Manuel (Cedric): un saludo desde Madrid, esa corte que se levantó y plantó cara y gracias por esta pequeña lección de historia, de verdad...