gema
Nicholas, joven y apuesto inglés de 25 años, con tremendos delirios de grandeza. Se traslada como profesor de inglés a la isla de Praxos, una pequeña isla griega, en esta isla conoce a Maurice Conchis, un hombre maduro y rico que le llevará hasta lo más profundo y oscuro de su ser para comenzar a conocerse...
Novela hermosa y desgarradora, Conchis hace lo que quiere con Nicholas, al que comienzas cogiendo manía y acabas teniendo asco o incluso pena; el autor te narra mitos griegos mezclados con escenas que podrían considerarse hasta sádicas para contarte como un imbécil como el protagonista, acaba sometido a si mismo y a su propia personalidad. Haciendo que el último capítulo sea la confirmación de lo que un idiota puede hacerse a si mismo quedándose más solo de lo que estaba al principio, no me hacía falta que el autor me lo confirmase, la caída a los infiernos de Nicholas es más que merecida para que venga su ángel salvador a confirmárselo.


"Le diría que la parte esencial del amor es la verdad, la confianza que dos personas van construyendo poco a poco. En su mente, en su alma. Como usted quiera llamarlo. Y que la verdadera infidelidad es la que queda oculta detrás de la infidelidad sexual. Por que si hay una cosa que jamás debe interponerse entre dos personas que se han ofrecido mutuamente el amor, esa cosa es la mentira."