jae Tanaka

Conocí (como lector, no personalmente, jeje) a Ted Naifeh como dibujante del primer arco argumental de Gloom Cookie, de Serena Valentino, y no volví a tener noticias de él hasta que cayó en mis manos el primer tomo de la serie de Courtney Crumrin. Salvando las diferencias (la primera de ellas, el medio: esto es un comic), esta saga tiene todo lo que le falta, a mi parecer, a la de Harry Potter: en ambos casos nos encontramos con aprendices de magia, pero la obra de Naifeh, que además da mil vueltas a la Valentino como escritor, está plagada de detalles que la hacen respirar, que la hacen estar viva, y no ser una simple sucesión de hechos que conducen al final que te imaginas desde la primera pagina de cada libro del gafotas repelente. En dos tomos, Courtney evoluciona a medida que se va viendo inmersa en el mundo de la magia y las criaturas nocturnas, enfrentándose a dilemas morales y tomando decisiones nada políticamente correctas. Pero no sólo Courtney es un personaje bien construido y sólido, Aloysius Crumrin, su tio y mentor, es uno de esos personajes que calan, estética y "personalmente".
Con respecto al arte de Naifeh, decir que, dentro del cómic gótico (Lenore, Gloom Cookie, Favole), es el que más se aleja de los clichés, mostrando una corrección técnicas y narrativa asombrosa tintada de una a veces excesiva influencia de Mignola, pero lo suficientemente personal como para encajar a la perfección con el guión.
Recomendadísimo.
Etiquetas: 1 comentarios | edit post
gema
Un libro de psicología donde los haya, todos los estudiantes de dicha carrera y cualquier persona interesada en dicho campo deberían leerse este relato épico de la Segunda Guerra Mundial.

Narra las vidas cotidianas de un grupo de reclutas en la isla de Anopopei, una isla con forma de ocarina, en ella se encuentran diferentes tipos de personajes con un sitio y un tiempo común, un tiempo de guerra.


Es el primer libro de Norman Mailler que me leo, la prosa es dura, las descripciones escasas, las situaciones innumerables, las reacciones de las personas que en esta novela aparecen van desde lo más normal del mundo hasta lo más heróico.


Gracias a mi forma de ser, me encantan los relatos épicos, y más los de la Segunda Guerra Mundial, es una época que me apasiona, pero gracias a ser como soy, no permito que nada de lo que se cuente en relato, pelicula, comic o serie me afecte. Aunque reconozco que en este libro he encontrado unas cuantas escenas y situaciones que me han llevado a plantearme cómo reaccionaría yo ante esos casos. Casos en los que nunca querría verme.